Pasar al contenido principal
CERRAR

Regresa 'El Testigo', la exposición fotográfica de Jesús Abad Colorado

Se reabrió 'El Testigo', que las memorias del conflicto armado colombiano en el lente y la voz de Jesús Abad Colorado.
¡Regresa 'El Testigo'! La exposición fotográfica de Jesús Abad Colorado
Cultura
Foto: Colprensa.
Colprensa

Se reabrió 'El Testigo', que las memorias del conflicto armado colombiano en el lente y la voz de Jesús Abad Colorado y que estará disponible hasta finales de enero de 2022.

Producida por la Universidad Nacional de Colombia con curaduría de María Belén Sáez de Ibarra, es una antología fotográfica de 1992 a 2018, con acceso gratuito y se pedirá carnet de vacunación.

“La exposición mantiene el tono ético de Jesús Abad Colorado, donde no acusa ni toma partido, sino que invita a la responsabilidad colectiva de una historia dolorosa que ha atravesado al país y a una reconciliación para fomentar la esperanza y la reconstrucción. La muestra se presenta con el rigor científico de este periodista pero al mismo tiempo con el afecto y el sentimiento que lo caracterizan: un retrato amoroso que apuesta por la esperanza y la dignidad humana evocando la reconciliación como una invitación a ponernos en la piel del otro”, comentó la
curadora.

Tras más de un año de estar cerrada por la pandemia, la muestra antológica del reportero gráfico Jesús Abad Colorado, reabre sus puertas como parte de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos. Con un récord de más de 1’500.000 visitantes, esta exposición es hoy un punto de referencia para la comprensión, reflexión y discusión profunda de la paz y el postconflicto de Colombia.

“Esta es una conmovedora, sensible y precisa condena a la guerra en todas sus formas y desde todas sus fuentes; y un reto poderoso para todos nosotros, el de nunca olvidar para jamás repetir”, pero aseguró
Eamon Gilmore, Representante Especial de la Unión Europea para los Derechos Humanos.

Líderes sociales y grupos de víctimas; el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier; los embajadores de la Unión Europea; miembros de las comisiones de Paz y de la Verdad del Congreso de la República de Colombia, magistrados de la JEP, delegaciones de los gobiernos de Estados Unidos y de Francia, embajadores de distintos países, ex-presidentes de Colombia, empresarios, congresistas, líderes de opinión, organizaciones de activismo y paz, grupos de reinsertados, militares en retiro, grupos de profesores y estudiantes de universidades públicas y privadas, artistas y demás personalidades de la vida política, cultural e intelectual del país, han recorrido sus espacios.

En un espacio simbólico como el Museo Claustro de San Agustín, que adquiere aquí una dimensión poderosa pues actúa de amplificador de la voz y la tragedia de las víctimas al estar ubicado frente al Palacio de Nariño y a pocos pasos del Capitolio Nacional, la exposición mantiene el tono de este ‘testigo’ cuya aproximación al conflicto se ha realizado a través de una experiencia humana y una relación con las víctimas. Por ello, aquí las víctimas son conocidas por su nombre y su rostro, a través de fotografías que se han capturado con las pulsaciones del alma y narran historias de dolor, resistencia y resiliencia.

Son más de 500 fotografías en blanco y negro y color, muchas de ellas inéditas, capturas entre 1992 y 2018, cuyas historias van hiladas en un discurso construido de forma colectiva y académica, con un equipo que acompañó a este ‘testigo’ durante meses, aunque están narradas en primera persona. Igualmente, está apoyada por recursos multimedia, proyecciones en gran formato, mapas, cifras, estadísticas y resúmenes de estudios realizados por el Centro Nacional de Memoria Histórica y la Unidad de Víctimas.

Dividida en cuatro salas tituladas ‘Tierra callada’, ‘No hay tinieblas que la luz no venza’, ‘Y aun así me levantaré’ y ‘Pongo mis manos en las tuyas’, cada una de las cuales muestra diferentes realidades del conflicto armado del país, como el desplazamiento, la desaparición forzada, la violencia en civiles y las manifestaciones por la paz, esta exhibición no pretende abarcar todo el territorio ni toda la historia del conflicto armado nacional sino construyendo desde la particularidad: desde los fragmentos de esa parte del país que él ha logrado documentar, desmarcando a las víctimas de la identidad colectiva que ha fomentado su invisibilidad, para identificarlos como personas únicas.

“La verdad que se le quiere contar al país es siempre la de los vencedores, no la de los perdedores, población vulnerada en toda su dignidad humana. La verdad desde la que yo trato de acercarme es la de las víctimas, esas personas que han estado perdiendo constantemente y que están cansadas, pero que en muchos casos buscan regresar a su tierra para reconstruir sus vidas y vuelven a sembrar en lugares donde muchas veces recogieron sus muertos”, aseguró Jesús Abad Colorado.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal