Pasar al contenido principal
CERRAR

La editorial braille que le apuesta a la lectura a través de los sentidos

Sus libros en 3D, con sonidos, texturas, sabores y aromas, enriquecen la experiencia de lectura para personas con y sin discapacidad visual. 
Literatura
Fotos: Cortesía.
Yaneth Jiménez Mayorga

El barrio Ricaurte en Bogotá es el lugar desde donde el equipo de DADO Editorial Braille diseña y crea libros multisensoriales e inclusivos. Elaborados en diversos formatos, estos materiales, cuyo público principal son las personas con discapacidad visual, pretenden motivar y llegar a diversas personas.

“La idea de crear la editorial surge luego haber participado en diversos eventos en Latinoamérica con nuestra empresa DADO Diseño para Todos. Nos enfocamos en el desarrollo de proyectos de inclusión con material didáctico y de señalización para personas con discapacidades. Pero cuando los visitantes a eso eventos nos preguntaban si teníamos libros, ahí nos dimos cuenta de esa necesidad”, comenta Oscar Iván Díaz Moreno, diseñador industrial y cofundador de la editorial.

Después de participar en una Feria del Libro de Guadalajara en México, Oscar y el equipo regresaron a Colombia con la mira puesta en satisfacer esa necesidad existente, así que, en 2018, dieron forma y vida a la editorial.

Su experiencia de cerca de 13 años en el mercado y su deseo enorme de ofrecer alternativas diferentes de lectura a personas con discapacidades, los motivo a empezar a elaborar publicaciones de textos cortos, ilustradas en alto relieve y en alto contraste. Estas venían en tinta, braille a full color, con texturas, olores, sabores, sonidos y elementos como semillas, materas, madera y cartón.

Otra mirada   

“Como sociedad”, recalca Oscar, “es importante que entendamos que el libro no solo se lee con los ojos, sino que se vive de diversas formas. De que hay otras formas de escribir, que se puede hacer literatura en otros formatos, como un instrumento de diversidad, de inclusión que trasgrede los formatos tradicionales”.  

Estos libros, algunos tridimensionales, olfativos, táctiles, sensoriales incluyen cuentos, poesía, prosa, escritos por jóvenes autoras colombianas. Además, cumplen con toda la normatividad referente a discapacidad e inclusión, ofreciendo diseño y funcionalidad.

En su elaboración se utilizan elementos como el alto contraste, que permite que los textos y gráficos sean más fáciles de leer o percibir, esto genera una diferencia notable entre el color de la letra y el color de fondo. El alto relieve posibilita distinguir las letras o pictogramas del fondo que se encuentran a otra altura, facilitando el reconocimiento táctil. El macro carácter o macrotipo, un tamaño de letra más grande del acostumbrado, es recomendado para personas que presentan baja visión.

“El proceso inicia en nuestro comité editorial, donde exploramos ideas de contenido, las necesidades del público, gustos propios. Allí escogemos los textos, luego los editamos, traducimos a braille, teniendo presente que el texto quepa en el papel, puesto que el braille no se puede modificar. Luego consultamos con proveedores sobre el papel, el tamaño, para posteriormente realizar el diseño editorial y la impresión”, explica Oscar.

Para lograr los objetivos, la empresa se apoya en una amplia red de asesores externos. Recurren al apoyo de personas con discapacidad que validen los contenidos, se vinculan con iniciativas de inclusión y discapacidad, realizan alianzas con librerías en Bogotá, Cali, Medellín, adelanta procesos con bibliotecas públicas y participan en ferias del libro. Como la de Bogotá y la de Guadalajara en México.

Rompiendo paradigmas   

Entre los siete libros que DADO Editorial Braille ha publicado se encuentran ‘Con las yemas de la piel’. Una provocación que parte de tres experiencias multisensoriales de personas con discapacidades que exploran otras formas de placer, es un libro táctil en impreso, tela, bordados, textura, con olores, sabores y braille escrito por Adriana Carrillo Moreno.

‘Ruta’, de la misma autora, es un libro-matera que incluye diferentes cuadernillos, elaborado con semillas, en tinta y braille que propone un acercamiento respetuoso a la planta sagrada de la Ruda, a través de un canto poético para conocerla como un ser vivo.

‘42’, es un cubo-libro, impreso en alto contraste y braille, que puede leerse en cualquiera de sus caras, escrito por Clara Inés Giraldo, contiene múltiples secretos. ‘Oda a mis gafas’, es un homenaje a ese dispositivo de policarbonato y vidrio que hace que el mundo que se ve borroso ahora sea nítido, y que se luce con gusto porque con él todo se ve distinto.

Entre las demás publicaciones se encuentran ‘Preguntas’ de Adriana Carrillo, ‘Signo Braille punto a punto’, un libro didáctico pensado para personas de todas las edades sobre el aprendizaje del sistema braille. Y, ‘Seis, Alfabeto Braille Ilustrado’, una propuesta para acercar a todas las personas, especialmente a aquellas que ven, al mundo de la lectura y escritura braille, creando el camino hacia un mundo más inclusivo y creativo.

Para Luz Ángela Másmela, comunicadora social y relacionista pública, persona con discapacidad psicosocial y visual - es ciega de nacimiento-, conocer la propuesta de DADO ha sido una grata experiencia, porque significa que algo avanza Colombia en la accesibilidad en libros.

“Una amiga me invitó a un evento para hablar sobre la importancia de tener libros en formatos diferentes a los tradicionales, me contactó con Oscar Díaz, quien me contó que tenía libros en forma de cubo, otro que se arma, libros para jugar con la imaginación, la inspiración y la multisensorialidad. Yo al principio dudé, pero luego empezamos a imaginar y soñar otros libros, gracias a esa afinidad de aspiraciones e inspiraciones” comenta Luz Ángela.  

Para esta comunicadora, es vital proponer más proyectos de este tipo donde todas las personas, sin importar edad, género, raza, con o sin discapacidad, pueda accedan a un libro en braille. Que entiendan que estos “no solo son para los cieguitos. No. Son libros para que todos podamos leer en igualdad de condiciones y compartir, porque la inclusión debe ser de ambos lados”, apunta Luz Ángela.   

“Colombia ha ido creciendo en la oferta de productos para personas ciegas en los ámbitos educativo, laboral, recreativo, en el cumplimiento de la normatividad. No obstante, aún hay un camino largo por recorrer en temas de inclusión, no solo de discapacidad. Por eso queremos promover cambios sociales a través de nuestros productos y experiencias de forma tal que nos permitan disfrutar del encuentro de las diferencias humanas”, anota el cofundador de DADO Editorial Braille.

Si quieres conocer más o adquirir los libros, visita www.dado.com.co.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal