Pasar al contenido principal
CERRAR

Nino Caicedo, inspiración certera en la música popular

El concepto de “música popular” se asocia primordialmente a los medios de comunicación y la industria del entretenimiento. Aquella música cuya producción y difusión se realiza a través de la radio, la televisión, el cine, la prensa e internet, entre tantos otros medios. Vale la pena preguntarse entonces, ¿Qué música no corresponde a lo mencionado?.
Pero el interés que aquí concierne es otro. Es aquella música sobre la que no cabe la menor duda en su concepción y recepción “popular . Uno de los mejores ejemplos es la salsa. Y en Colombia, la historia del género está asociada a canciones que han logrado aglutinar el gusto de un amplio número de personas dentro y fuera de las fronteras nacionales.
Los estandartes más sobresalientes surgieron en las ciudades donde la industria musical estuvo centralizada: Medellín y Bogotá. Fruko y sus Tesos, Joe Arroyo y La Verdad, Grupo Niche y la Orquesta Guayacán, cubren un periodo amplio, desde 1970 hasta el presente, con especial reconocimiento durante la década de 1990. Esto último si se tiene en cuenta la proyección internacional alcanzada, sumada al arraigo local alcanzado en los 80.
El caso de Guayacán se soporta en la versatilidad musical de su director Alexis Lozano, pero además en la impresionante creatividad de Nino Caicedo, compositor de todos sus éxitos, nacido en Quibdó, Chocó, en 1953 y radicado en Bogotá desde los 16 años. Pero no solo aporto sus canciones. Con el éxito alcanzado por “Oiga, mire, vea , Nino Caicedo entro a formar parte de la orquesta no como músico, sino como gerente.
Esta mentalidad creadora y gestora es fundamental en la consolidación comercial de un producto musical. Si puede hablarse de una “época dorada de Guayacán, fue justamente aquella en la que Nino Caicedo estuvo mancomunado con Lozano, los 15 años contados a partir de 1990. Ya es lugar común afirmar que la clave del éxito radica en el equilibrio entre la expresión artística y el “olfato mercantil.
Cómo lograrlo, no obstante, sigue siendo una gran incógnita. Quizá alguna conclusión pueda vislumbrarse cuando se tiene en cuenta que, por ejemplo, dos de los más grandes éxitos de Guayacán, la mencionada canción “Oiga, mire, vea (himno de la feria de Cali), y “Torero (dedicada a Cesar Rincón), fueron concebidos por Caicedo sin que el ilustre personaje conociera la capital vallecaucana ni una plaza de toros:
“Cali nunca fue mi área… pero sí sabía mucho de Cali, de sus mujeres hermosas y todo lo que se decía. Entonces Alexis viene un día a Bogotá y me dice: Nino, es necesario que le hagamos una canción a Cali porque me lo están exigiendo todos los fans’. Entonces yo reuní todo el conocimiento que tenia e hice Oiga, mire, vea’. [Así] como hice Torero’. Yo ni conocía a Cesar [Rincón], ni nunca había ido a una plaza de toros. Eso no se necesita. Un inspirador necesita la inspiración y tener el conocimiento ahí. Uno se prepara y la canción salió .
Grandes Músicos Colombianos, domingos 10 am – 12 m. Repetición, martes 10 pm – 12 am.
José Perilla

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
X