Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Presidencia de la República.

El balance de las movilizaciones del 21 de enero en Bogotá y las regiones

Alrededor de 20 mil personas participaron en la jornada de movilizaciones de este 21 de enero en diferentes puntos del territorio nacional. Un total de 40 marchas y 120 concentraciones se adelantaron en 101 municipios del país. Así lo informó el reporte de la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérreza y director de la Policía, general óscar Atehortúa, al finalizar el día.

El balance señaló que hubo 10 miembros de la Fuerza Pública que fueron heridos durante las movilizaciones, de los cuales cinco casos fueron en Bogotá; y ocho personas detenidas (dos en Bogotá, dos en Medellín, tres en Manizales y una en Tunja). Igualmente se conoció que una persona fue herida en una ceja en la capital del país.

"También fueron afectados una moto de la institución, que  intentaron incinerar. El Esmad intervino en 25 oportunidades para preservar la infraestructura privada como del Estado colombiano", expuso Atehortúa.

El director de la Policía indicó que que como consecuencia de los actos vandálicos se afectaron 14 buses de transporte masivo, 11 estaciones de Transmilenio, al igual que dos instalaciones de bancos y una instalación policial. En Medellín, resultaron afectados siete establecimientos comerciales, cuatro del sistema de transporte masivo, cinco entidades financieras y una entidad gubernamental.

Alcaldesa Claudia López entregó reporte de las marchas en la capital

Ocho heridos, ninguno de gravedad; 86 personas trasladadas a los Centros de Protección, y tres que serán judicializadas en las Unidades de Reacción Inmediata, detenidas por agresiones contra la Fuerza Pública. Este fue parte del balance entregado por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, al cierre de la jornada de movilizaciones de este 21 de enero.

La mandataria señaló que esta fue una jornada de aprendizajes, y que a pesar de que hubo disturbios en cuatro de los 20 puntos de las marchas, hubo un cambio notable frente al manejo que se le dió a las movilizaciones del 20 de enero.

“Recibí una ciudad y una alcaldía en donde la protesta social se manejó con estigmatización, militarización, toque de queda y muertos, como Dilan Cruz. Hoy podemos informarle a Bogotá que en esta oportunidad no hubo nada de eso. En su  mayoría las protestas fueron pacíficas. Solo en cuatro tuvo que intervenir el Esmad como recurso de última instancia”, sostuvo López.

La alcaldesa indicó que de las 20 manifestaciones que se llevaron a cabo en diferentes puntos, en 16 los bloqueos se resolvieron a través del diálogo, aplicando los primeros pasos del nuevo protocolo de atención del Distrito. En puntos como Suba, Américas, Caracas con 72 y Avenida Jiménez con Séptima, sí fue necesario ordenar la intervención del Esmad.

De igual forma, hizo una llamado a la ciudadanía a conocer que la mayoría de las movilizaciones se dieron de manera pacífica, a rechazar la violencia y los encapuchados que la ejercen.

“El protocolo se seguirá aplicando, para no tener que usar la represión, sino en última instancia. Cuando tengamos que proteger la vida de los ciudadanos, siempre tendrá que intervenir la Fuerza Pública”, recalcó.

Por su parte, la personera de Bogotá, Carmen Teresa Castañeda, cuestionó el protocolo de la administración de Claudia López para las marchas en la ciudad. Las críticas se basaron en la utilización de la fuerza disponible como primera línea de atención en el protocolo establecido por la administración distrital.

Para la funcionaria esta es una fuerza que está destinada a unas actividades de prevención y del día a día en la cotidianidad, con el fin de atender las situaciones que se presentan en la ciudad. “El Esmad es una fuerza de carácter permanente, formada especializada y capacitada para estas actividades de contención que se utilizan como último instrumento”, indicó.

“Desde la Personería de Bogotá seguimos cuestionando la afectación de los derechos de los que no salen a marchar, de los que salen a trabajar, de esos están cada día contribuyendo al desarrollo económico de la ciudad”, concluyó Castañeda.