Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Palacio Liévano / Foto: Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

¿Cuáles son los principales retos para el próximo alcalde o alcaldesa de Bogotá?

Por: Sebastián Osorio Idárraga

Bogotá es la ciudad con la mayor cantidad de población en el país y en ella residen variedad de grupos sociales, que requieren atención directa a través de la política pública.

En las cifras más actualizadas por el DANE, la población de la capital llega a las 7’412.566 personas censadas, la mayoría de ellas en el sector urbano. Además, el distrito maneja uno de los presupuestos más altos para una ciudad capital, llegando a los 24 billones de pesos en 2019.

Diferentes entidades y organismos, como la Veeduría Distrital, han trabajado en documentos estratégicos que deben impulsar el debate de los ciudadanos y ser una preocupación de los mandatarios, por lo cual para este artículo, se han elegido Seguridad, Movilidad y Salud, como los sectores de mayor relevancia para el próximo alcalde/alcaldesa de Bogotá.

Seguridad

En la Encuesta de Convivencia y Seguridad Ciudadana, publicada por el DANE el 11 de octubre de este año, se reveló que Bogotá tiene la tasa de percepción de inseguridad más alta del país, superando el 80%. Sumado a esto, tiene la tasa de victimización más alta del país que llega al 25%.

Andrés Nieto, experto en seguridad ciudadana de la Universidad Central, manifiesta que en Bogotá ya no se habla de delincuencia común, sino de organizaciones delictivas conformadas y especializadas, hecho que deberá ser asumido y trabajado por el próximo mandatario.

“Hacer una política integral de seguridad requiere pensar en: procesos de inteligencia que permitan desestructurar toda la banda y no solo capturas individuales, ver cuál es la red de las bandas delincuenciales con estructuras criminales y mercados ilícitos. Avanzar en la prevención y que no sean solo acciones de choque”, destacó Nieto.

Según la encuesta del DANE, los lugares más inseguros en la capital son: los puentes peatonales, los cajeros en vía pública y el transporte público. Entre las razones para que un capitalino se sienta inseguro están los robos en la vía y la poca presencia de fuerza pública.

Sobre este punto, el experto señaló que hoy Bogotá tiene un déficit de 18 mil policías para cumplir los estándares internacionales y destacó que hoy, esta institución está respondiendo por todas las autoridades, por lo que se debe optimizar el pie de fuerza disponible con el que cuenta la ciudad.

“Hay que sostener políticas adoptadas como la creación de la Secretaría de Seguridad, pero hay que agilizar la liquidación del Fondo de Vigilancia. Medidas como la restricción en el porte de armas blancas y la restricción de parrillero hombre, deben ser usadas como prevención y no como un plan de choque, evaluando si está la capacidad para hacer cumplir esos decretos”, planteó el experto.

En cuanto al transporte público, pensado como Transmilenio, Andrés Nieto destacó que es importante mejorar los tiempos de frecuencia de las rutas, pues entre menos tiempo esperen los ciudadanos, menos posibilidad hay de dar lugar a robos a través del cosquilleo.

Movilidad

El 17 de octubre fue adjudicada la Primera Línea del Metro Elevado de Bogotá, al consorcio APCA Transmimetro, conformado por empresas chinas. El contrato para este proyecto debe ser firmado antes de que se acabe el año 2019 y se contempla que pueden ser cinco años de obra.

El metro, es sin duda, uno de los principales retos para quien sea alcalde/alcaldesa de Bogotá, pues llevarlo a cabo requerirá de un cumplimiento a detalle del cronograma planteado, aún cuando su administración no vaya a inaugurarlo.

Los expertos, han señalado que el éxito de esta obra estará en las nuevas troncales de Transmilenio que se realicen, algunas planteadas como alimentadores del proyecto (Troncal Av. Boyacá y Cra 68), y otras que está diseñando la actual administración como la troncal de la Carrera Séptima.

“En un estudio, vimos que transmilenio (en la Cra 7ma) no cabe. En este momento esta vía mueve entre 18 y 20 mil pasajeros hora/sentido, con la troncal se llegaría a 25 mil pasajeros. ¿Justifica invertir 2,5 billones de pesos, para mover 5 mil pasajeros más?”, señaló Fernando Rey, experto en movilidad de la Universidad Santo Tomás.

Sumado al desarrollo de Transmilenio, se encuentran los buses zonales del Sistema Integrado de Transporte (SITP), que según la Veeduría Distrital viene presentando una disminución de demanda del 12%.

“Para 2018 los concesionarios del SITP habían acumulado pérdidas de 500 mil millones de pesos. La próxima administración tiene el reto de gestionar nuevas fuentes de financiación, con proyectos como el ‘parqueo en vía pública’”, aseguró Jaime Torres Melo, veedor distrital.

Explicó que se deben desintegrar más de 2.600 buses del SITP Provisional y adelantar la renovación de la flota de este mismo sistema.

Salud

Este es uno de los tres principales sectores de los que más se quejan los bogotanos, según un documento estratégico que adelantó la Veeduría Distrital. Descongestionar el sistema de urgencias en las cuatro subredes de la ciudad es una prioridad, pues el déficit presupuestal llega a los 111 mil millones de pesos, con corte a 2018.

“Se debe reducir el monto de las cuentas por cobrar de las subredes, que en 2018 fue equivalente al 37 % de los recursos de la Red. En el próximo cuatrienio se deben buscar herramientas de cobro coactivo y acuerdos de pago con Capital Salud y las demás EPS, que garanticen un adecuado flujo de caja de las entidades y la estabilidad financiera del sistema”, se destaca en el documento.

Avanzar en la infraestructura de salud, es también uno de los retos que señala la Veeduría Distrital de Bogotá, enfocada en sacar adelante tres macroproyectos de Hospitales

“La próxima administración debe gestionar el inicio oportuno de los contratos y supervisar su cumplimiento, de tres infraestructuras que cuentan con los recursos asegurados: el Hospital de Usme, el Hospital de Bosa por Alianza Público Privada y el complejo hospitalario San Juan de Dios”, dijo el veedor Jaime Torres Melo.

Destacó que llegar a la meta de 40 Centros de Atención Prioritaria en Salud (CAPS), es fundamental, pues hay 17 en estudio y diseños, por lo que se debe garantizar su dotación y funcionamiento, ya que son fundamentales para la atención primaria y preventiva, y la descongestión de las urgencias hospitalarias.

Es importante resaltar que los retos del próximo alcalde o alcaldesa no solo se enmarcan en estos tres sectores, pues los expertos y los documentos estratégicos de la veeduría también señalan que hay que seguir avanzando en el desarrollo de infraestructura educativa.

De igual forma, mantener programas de atención social, en especial a las migraciones, cuya política ya está siendo implementada. Finalmente, el sector ambiental, en la conservación de humedales, cerros orientas y reservas.