Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Pixabay

Apicultura: la apuesta de un grupo de reincorporados en los Montes de María

La Asociación Multiactiva de Producción Agropecuaria Montes de María (ASOAGROMON), conformada por un grupo de 24 excombatientes de la extinta guerrilla de las Farc, desarrollan proyectos productivos en torno a la apicultura en el departamento de Sucre. 

“Nosotros somos 24 reincorporados y tenemos 3 personas de las veredas que también se están uniendo a la Asociación, porque nos dimos cuenta que es muy rentable el negocio”, afirmó en diálogo con Radio Nacional de Colombia el presidente de la Asociación, Pablo Carrascal. 

A la fecha, cuentan con aproximadamente 40 colmenas y su producción de miel es requerida en distintas zonas del país como: Bogotá, Barranquilla y Valledupar, además de Sucre. Al año, recogen alrededor de 30 kilogramos de miel por colmena, la cual se comercializa a través de dos presentaciones: en botella de 500g para compradores minoristas y en galón o pimpina para sus clientes mayoristas. Los precios oscilan entre 20 mil y 500 mil pesos, respectivamente.

“Estamos trabajando con una miel 100% orgánica, que incluye también el manejo de nuestras colmenas y por eso es que nuestro producto es demandando, porque lo que nosotros queremos es rescatar lo natural de nuestro cultivo y de nuestra miel”, destacó Carrascal.

El proyecto productivo comenzó en el marco del Acuerdo de Paz. En ese momento, los exguerrilleros iniciaron un curso en el Sena, mediante el cual se capacitaron en el manejo y la crianza de abejas. Allí la institución les obsequió tres colmenas, que fueron el punto de partida de la producción a gran escala de miel.

Foto: ARN

“Después de que nos dieron las tres colmenas, nosotros vimos la necesidad de crecer, entonces de recursos propios empezamos a hacer un aporte de 200 mil pesos y comenzamos a comprar materiales para seguir creciendo. Cuando llevábamos un número de 20 colmenas, nos contactó la ARN de Sincelejo (Agencia para la Reincorporación y la Normalización) y se llegó a un acuerdo con la Gobernación de Sucre, quien nos brindó un aporte para seguir incrementando el nivel de producción”, aseguró Carrascal.

La inversión de la Gobernación de Sucre tuvo un monto cercano a los 50 millones de pesos que, acompañado de unos cursos de economía solidaria que realizaron los apicultores, impulsaron el crecimiento del proyecto. Incluso, la Asociación comenzó a trabajar con otras entidades como la Misión de Verificación de la ONU, EcoMod y Evolución Caribe, además de la colaboración de la comunidad.

Con esa dádiva, la Asociación adquirió tanques de almacenamiento, centrífugas, trajes de seguridad, entre otros insumos, que ayudaron a tecnificar los procesos de apicultura. De hecho, con la intención de crear una marca a nivel nacional, es que denominaron a su producto ‘3M’.  

“Miel ‘3M’ significa ‘Miel Montes de María’, somos de aquí de Montes de María. Aquí sale una miel muy exquisita con unas propiedades muy ricas, aquí no solo existe un solo tipo de flor, sino que hay muchos tipos de flores que le dan un sabor especial a la miel”, comentó el reincorporado.

Foto: ARN

Carrascal también señaló que con su proyecto buscan resignificar la percepción generalizada que se tiene sobre las abejas africanas, las cuales han sido tachadas de ‘asesinas’ e incluso, se han lanzado campañas para su exterminio.

“No hay que matarlas, que nos avisen si llegan a encontrar una colmena o un enjambre, y nosotros vamos, lo rescatamos y lo traemos al lugar perfecto en donde puedan polinizar los mismos cultivos que nosotros los campesinos cosechamos. Según la ciencia, el 70% de los cultivos del campo son polinizados por las abejas y eso lleva a que lo que nosotros sembramos tenga una producción excelente”, manifestó el apicultor.

Agregó, además, que las abejas terminan cumpliendo el papel protagónico dentro de la actividad productiva, por encima de los recursos técnicos y del recurso humano. “De por sí las abejas son las que hacen el trabajo. Ellas recolectan néctar de todo tipo de flor: ajonjolí, campanilla, bejuco de Urabá y de mataratón; y es a partir de ese néctar que ellas recolectan, que la miel sale muy exquisita. Nosotros solo cumplimos con la labor de darle espacio a la colmena”, concluyó.