Pasar al contenido principal
CERRAR

Carritos de balineras, una tradición que sigue viva en Manizales

Están competencia se realiza desde hace más de 50 años en Manizales. 
Mi país
Fotos: cortesía.
Mateo Jaramillo

Si hay algo tradicional en Manizales, tanto como las reinas y los toros, son los carritos de balineras. De un carro hecho con estructura de madera, usando como frenos un pedazo de llanta de caucho, como timón una cuerda amarrada al eje delantero y llantas de balineras como su nombre lo indica, sale una tradición de más de 50 años en Manizales. Cada año los competidores recorren las calles empinadas de la ciudad durante la Feria de Manizales.

Los inicios

“Hace cincuenta años yo empecé en este cuento. Cuando eso teníamos estructuras de madera más pesadas y las balineras no era tan modernas como las de ahora. Como todos andábamos de pantalón de drill y zapatillas, así mismo competíamos”, cuenta Daniel Aranzazu de 84 años.

DDD

Uno de los tramos más comunes era salir del sector de Fundadores y llegar a Villamaría por la vía antigua. “Esto ha sido una tradición de siempre en Manizales. La gente sale a ver a quienes somos valientes y nos tiramos por las calles, porque hay que tener nervios de acero”. En 1965, año en el que compitió don Daniel, quedó segundo junto a su copiloto Óscar Zapata.

Así como suena
En la actualidad 

Con el pasar de los años los recorridos han cambiado. Algunas rutas como la de Villamaría o la de Fátima han sido descontinuadas, pero las tradicionales y que siempre han repetido en tres de las cuatro válidas anuales han sido: Batallón – Expoferias, La Sultana – La Toscana y Chipre – La Francia.

“Yo comencé a coger ritmo en competencias de pueblos. Luego, en el año 2000, empecé a participar de la Feria de Manizales. He sido campeón en 2016, 2016, 2019 y 2020”, cuenta Óscar Serna, quien siempre es acompañado por amigos y familiares del barrio Chipre. “Uno se siente muy emocionado porque los vecinos y los de la casa vienen a vernos. Hay gente que quiere vernos ganar, y hay otros que solo vienen por vernos los accidentes (risas)”.

A

Y es que en las primeras válidas los participantes no usaban ningún tipo de protección, pero con el pasar de los años es muy común ver a los participantes con cascos, guantes, rodilleras y coderas.

Inclusión

Una de las categorías que han tenido persistencia en los últimos años ha sido la de silla de ruedas, las cuales son adaptadas para ser menos riesgosas en caso de accidente, y ser más cómoda para los participantes.

“Comenzamos en 2016 a través de una invitación que hizo la alcaldía en ese momento. Yo he sido campeón en tres oportunidades, pero aquí los ganadores somos todos los que participamos, porque esto es un espacio de inclusión que nos hemos ganado y no queremos dejar perder”, dice Julián Jurado.

Para Julián este es un espacio único en el país, y dice que se siente afortunado de que los vean participar en este tipo de eventos, ya que cada válida (de un total de cuatro carreras que se realizan en el mismo número de días de cada Feria) es vista por miles de personas.

WW

“Cada final de válida nos abrazamos y nos alegramos por nuestro trabajo. Nuestro objetivo ahora es consolidar en el tiempo este proyecto como por ejemplo con nuestro Club Deportivo Las Aguilas de Manizales, el cual agrupa personas con discapacidad en la ciudad”, finaliza.

Al final de las cuatro válidas se conoce al ganador, basados en el puntaje que hacen, dependiendo del puesto en el que llegan en cada una de las carreras. Luego de esto, en la mayoría de los casos, los carros son guardados durante el resto del año, para luego en diciembre ser desempolvados y alistados para una nueva edición de Carritos de Balineras de la Feria de Manizales.

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal