Pasar al contenido principal
CERRAR

La PTAR de Neiva: una medida urgente para salvar el río Magdalena

La capital del Huila arroja alrededor de 1.370 litros de aguas negras por segundo al río Magdalena.
Camila Navarro

La capital del Huila arroja alrededor de 1.370 litros de aguas negras por segundo al río Magdalena, lo que supone una fuerte contaminación para el afluente; para evitar esta contaminación directa se está trabajando en la Planta de Tratamiento de Agua Residuales.

Neiva es la única capital de Colombia que arroja el 100% de las aguas negras al río Magdalena, hecho que según el ambientalista Juan Carlos Ramón, hace que esta ciudad de más de 350 mil habitantes, sea una de las que más lo contamina.

“Es terrible lo que nosotros tenemos en la ciudad, es una vergüenza. Le hemos dado la espalda al río, los hemos convertido en los basureros de la ciudad. Debería dolerle a todos los colombianos, a todos los que queramos tener un ciudad mejor”, señaló Ramón.

Como solución, desde Las Ceibas Empresas públicas de Neiva, E.S.P, su gerente, Gloria Constanza Venegas, expresó que adelantan los trabajos para la construcción de la PTAR, Planta de Tratamiento de Aguas Residuales.

Con este proyecto se evitaría que los desechos lleguen al río Magdalena que bordea la ciudad, pero también al río del Oro que la atraviesa. Ambas corrientes se encuentran en el malecón de la ciudad.

“El tema económico es el que más nos tiene paralizado el proyecto. En la medida en que cerremos todos estos vertimientos, el agua del río del Oro va a mejorar. La planta está concebida para dos años”, puntualizó la funcionaria al equipo de RTVC que adelanta La Ruta del Magdalena.

Respecto al estado del río de Oro, el ambientalista explicó que “ ya está moribundo, hay agua porque estamos en invierno, pero en verano es seco y con olores fétidos”.

Puntualmente entonces, para el tratamiento de las aguas sucias, desechos tóxicos de la industria y la ganadería, se necesita construir la PTAR, que costaría alrededor de 215 mil millones de pesos. Según la administración municipal, el terreno ya está previsto y es de 17.5 hectáreas.

En ese sentido, también el gobernador de Huila, Luis Enrique Dussan, expresó que el cuidado del afluente, es un reto de corresponsabilidad.

“Todos los colombianos tenemos un nivel de responsabilidad sobre el río de la patria, es el río de todos. En nuestro comportamiento diario, en no arrojar las basuras, en tener conciencia ambiental, en no deforestar, en volver la cara al río”, enfatizó el mandatario departamental.

La Ruta del Magdalena continúa su recorrido y se acerca al final. Puede conocer las historias, datos y anuncios alrededor del río grande de Colombia en todas las plataformas de RTVC.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos