Pasar al contenido principal
CERRAR

Barranquilla, anfitriona de grandes eventos deportivos

Tras su elección como sede de los Juegos Panamericanos 2027, la capital del Atlántico se consolida como la vitrina de grandes eventos.
Deportes
Foto: Alcaldía de Barranquilla
Jimmy Cuadros

A lo largo de los años, a Barranquilla se le ha llamado la Puerta de Oro porque a través de su puerto entró gran parte del progreso al país. Y desde hace algún tiempo se le ha empezado a considerar como la capital deportiva de Colombia.

La reciente designación, por parte de Panam Sports, como sede de los Juegos Panamericanos 2027, ratifican su condición de ciudad anfitriona de grandes eventos deportivos, que empezó a forjar en 1946 cuando organizó los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Hay que desempolvar viejos libros de historia para saber que inicialmente estas justas estaban programadas para 1942. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial obligó su aplazamiento. Aquella fue la primera vez que unos Juegos Centroamericanos y del Caribe se disputaron en una ciudad distinta a la capital de un país.

Quince años después, Barranquilla albergó los Juegos Bolivarianos de 1961 convirtiéndose en la única ciudad del país en ser anfitriona de dos certámenes internacionales y reviviendo además esta competencia que tenía 10 años sin realizarse.

“Barranquilla rescató los Bolivarianos en 1961, gracias a las gestiones de Julio Gerlein Comelín y Cayetano Cañizares, quienes se reunieron en Chicago con los dirigentes del área con motivo de los III Juegos Panamericanos”, señala el vademécum histórico del Comité Olímpico Colombiano.

Fabio Poveda Ruiz, periodista deportivo de Barranquilla, considera que la condición de esta ciudad como gran anfitriona de competencias deportivas ha ido de la mano de la construcción de sus escenarios.

“Francisco Maturana fue el primero que se atrevió a llevar la Selección Colombia de Fútbol a Barranquilla en 1989. Obviamente, Maturana siempre habló del calor de la gente, que es un público que siempre apoya, que quiere a la Selección. Pero solo pudo traerla a jugar acá cuando tuvimos el estadio Metropolitano y se convirtió en el principal escenario futbolístico del país”, dice Poveda.

Este estadio, fortín de la Selección Colombia, fue inaugurado en 1986. Allí, la tricolor ha logrado clasificar a los Mundiales de Italia 1990, Estados Unidos 1994, Francia 1998, Brasil 2014 y Rusia 2018.

“Si no se hubiese construido el Metropolitano, era impensable que la Selección jugara aquí”, recalca Poveda.

El ‘Metro’ también ha sido testigo de otros grandes acontecimientos deportivos, como la Copa América 2001 y el Mundial Sub-20 de fútbol en 2011.

“Barranquilla hizo la inauguración de la Copa América 2001. Colombia acogió esta ciudad como su sede y posteriormente se coronó campeona. Lo mismo ocurrió en el 2011 con el Mundial sub-20. Aquí se hizo el acto inaugural y Brasil tuvo su sede en Barranquilla. A la postre, fueron campeones”, recuerda el experimentado cronista deportivo Manuel Ortega Ponce.

Ortega y Poveda coinciden en que la bisagra que marcó un antes y un después en la historia de la ciudad en cuanto a organización de competencias internacionales, fueron los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018.

En primer lugar, porque gracias a estas justas a la ciudad le quedaron 13 escenarios deportivos de élite en los que se invirtieron 500 mil millones de pesos por parte del gobierno nacional, distrital y departamental.

“Antes de esos Juegos solo teníamos para presentar ante el mundo el Metropolitano. Ahora tenemos el estadio de béisbol que cumple con los requerimientos internacionales, el complejo acuático, un nuevo patinódromo, un parque de raquetas, una pista de BMX. Se reconstruyó el coliseo cubierto y se modernizó el estadio de baloncesto”, detalla Manuel Ortega.

Y, en segundo lugar, porque la ciudad aprendió a organizar eventos multitudinarios.

“La logística fue impecable en los Centroamericanos. Los deportistas estaban felices aquí. Además, hay que decir que el progreso de Barranquilla, lo linda que está la ciudad con espacios para la gente, inversión, hoteles, en fin, todo esto ha ayudado a que la ciudad se muestre como gran anfitriona”, explica Fabio Poveda.

En dos de los escenarios construidos para los Centroamericanos de 2018, se llevaron a cabo dos competencias importantes.

En el nuevo Parque de Raquetas se disputó ese mismo año la Copa Davis de tenis. Y en el estadio Rafael Cotes, el Gran Prix de Atletismo 2019.

“Es algo importante, algo histórico que Barranquilla sea ahora sede de los Juegos Panamericanos. Y me hace sentir orgulloso porque sé que voy a participar”, dice el atleta Anthony Zambrano, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Helmut Bellingrodt, primer medallista olímpico del país y miembro del Comité Olímpico Colombiano (COC), también destaca la experiencia adquirida por Barranquilla a través de los años en la organización de competencias deportivas y la herencia de escenarios de los Centroamericanos para los Panamericanos 2027, aunque se requerirá una nueva inversión.

“Tendrá que hacerse un nuevo coliseo cubierto, otro estadio de baloncesto, otra piscina olímpica, indudablemente la inversión en infraestructura será grande”, advierte Bellingrodt.

Dando por descontada esta nueva inversión, Ciro Solano, presidente del COC, cree que Barranquilla estará a la altura del compromiso con los Juegos Panamericanos 2027.

“Es una vitrina muy importante, viene la prensa de toda América. Barranquilla tendrá la oportunidad de seguir mostrándose”, indicó.

Y de seguir consolidándose como la capital deportiva de Colombia y, por qué no, de Latinoamérica.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal