Pasar al contenido principal
CERRAR

Murió Sor Virginia Lahidalga, fundadora del Festival ´Mono Núñez´

La religiosa caldense que hizo del Valle del Cauca el epicentro de la música colombiana.
Actualidad
Foto: cortesía Secretaría de Cultura de Caldas
Paula Rodríguez
Artículos Player

La música en Colombia despide a Sor Virginia Lahidalga, la religiosa oriunda del municipio de Riosucio, Caldas, que falleció a sus 99 años en Cali por causas naturales.

La hermana Sor Virginia es recordada por ser junto a su compañera la también religiosa Aura María Chaves y el gestor cultural Luis Mario Medina, los fundadores del Festival de Música Andina Colombiana ´Mono Núñez´, el cual anteriormente nació con el nombre de Festival de Música Vernácula de Ginebra, Valle del Cauca.

A los 16 años llegó al servicio católico en el Valle y en el convento puso en práctica su gusto por la música, especialmente por los instrumentos como el violín y la bandola, hasta el punto de organizar una semana cultural que dio pie para que la comunidad en Ginebra se apropiara de la música de Benigno Núñez Moya, más conocido como el ‘Mono’, un compositor nacido en el corregimiento de Las Playas de ese municipio.

La muerte de la única fundadora que hasta el momento vivía, despertó en varios gestores culturales el sentimiento de agradecimiento por sus años de servicio a la música y a la cultura en ambos departamentos (Caldas y Valle) pues algunos consideran que su amor por los instrumentos musicales, permite hoy conocer grandes talentos colombianos a través del Festival.

Para Bernardo Mejía, director ejecutivo del Festival Mono Núñez, aunque la muerte de la hermana Sor Virginia es dolorosa, su trayectoria hizo grandes cosas que ahora son legado para muchas generaciones. Así mismo, recordó como aún entrada en su tercera edad, acompañó cada año el festival hasta su último momento de lucidez.

“Ella siempre estaba en la platea disfrutando de la música, estuvo incluso en el último año de presencialidad del Festival, era una mujer activa a la que solo le faltaban uno o dos meses para cumplir sus 100 años, de los cuales más de 50 fueron dedicados a esta gesta que reúne músicos de todas las edades y de todo el país”, expresó Mejía.

Por su parte, Albert Largo, un joven gestor cultural de Riosucio, Caldas, expresó de su paisana que, “será una riosuceña de esas que se llevarán en el corazón, primero, por el inmenso legado para la música colombiana en su calidad de cofundadora y directiva del Festival Mono Núñez, alegría de Ginebra y tesoro musical de la nación; y segundo, por lo admirables que me resultan esos seres consagrados a Dios para el cuidado, la atención y el progreso del prójimo”.

Hoy el Festival de Música Andina Colombiana despide a su última fundadora viva, así como en 1991 despidió al músico que hoy lleva su nombre Benigno Núñez Moya el ´Mono Núñez´.

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal