Pasar al contenido principal
CERRAR

¿Cuál es la apuesta política de Francia Márquez?

La líder social Francia Márquez será fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro en su carrera por llegar a la Casa de Nariño.
Francia Márquez, fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro
Política
Foto: Colprensa.
Colprensa

Francia Márquez, líder social afrodescendiente, oriunda de Suárez (Cauca), fue anunciada este miércoles como fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro por el Pacto Histórico, y ahora lo acompañará en la carrera por llegar a la Presidencia de Colombia.

Las consultas interpartidistas del pasado 13 de marzo dejaron a Márquez como la tercera precandidata con mayor votación, por encima de figuras como Sergio Fajardo, con más de 783 mil votos. 

Su plan de trabajo se ha centrado principalmente en las mujeres y las poblaciones más vulnerables del país, por las que quiere seguir dando la pelea. En entrevista con Colprensa, semanas atrás, la hoy fórmula vicepresidencial de Petro expuso su visión de gobierno. 

Te puede interesar: 

- ¿Cómo ha sido su participación en la contienda electoral?

Nuestra presencia hoy en la política no solamente es un acto histórico, sino que además estamos irrumpiendo en la política de este país, que siempre se ha pensado desde arriba hacia abajo, para nosotros es pensar la política desde las regiones, desde la periferia al centro es parte de nuestra apuesta.

Nuestro programa ha sido un proceso que todavía sigue en construcción y viene de mandatos populares, pero hemos cambiado la lógica de cómo se construye, hemos tenido mandatos de las mujeres en su diversidad, basado en lo que soñamos y esperamos las mujeres de este país. Mandatos en temas ambientales, en las poblaciones étnicas, afrodescendientes, de justicia antiracial.

- ¿Cuáles son sus principales propuestas?

Mi primera propuesta es parar la guerra, queremos andar sin miedo, tranquilos, en paz. La violencia termina afectando a la gente más empobrecida de los territorios, en donde no tienen condiciones de vida digna, de agua potable, salud, educación y además les toca soportar el conflicto armado. Se avanzó gracias a un acuerdo que se firmó entre el Gobierno y las Farc, pero la paz no es de discursos, es de acciones concretas y somos un Gobierno que desea transitar de la violencia y resolver sus diferencias a través del diálogo.

Este gobierno hizo trizas las posibilidad de vivir en paz y las comunidades estamos pagando con vidas de líderes y lideresas, cada vez que asesinan Colombia pierde como país, sabemos que resolver el problema de la guerra es tener que resolver el problema del narcotráfico.

La segunda propuesta, que está articulada con la primera, es legalizar las drogas en el país, eso implica el cambio de un paradigma de la política antidrogas que ha sido ineficaz, que ha gastado muchos recursos económicos, pero que no ha resuelto el problema.

Hacer un nuevo paradigma de legalización debe hacer parte del cambio, debemos transitar con varios enfoques, uno con el cambio de uso de la hoja de coca y la marihuana, en términos de transformación a productos farmacéuticos, de agroindustrias, calzados.

El otro enfoque es la atención al consumo problemático de drogas, de salud pública, que implica una adecuación institucional en términos de salud, que brinde las herramientas necesarias al consumo problemático, garantías para la dosis personal. Eso sí hay prohibición en el consumo en menores de edad y ejercer un control real en las drogas sintéticas, que son un problema real y que están afectando a la juventud y a la población colombiana.

También hay que afrontar la crisis de hambruna que vive nuestro país, es necesario prestarle atención al campo colombiano, el Estado solo ha ayudado a la agroindustria, pero ha dejado abandonada la pequeña producción campesina. Estamos proponiendo un sistema que proteja el sistema alimentario.

También puedes leer:

- ¿Por qué hasta ahora se ha visto la participación política de Soy Porque Somos y no mucho antes?

Siempre hemos estado en la lucha por la dignidad, en primera línea por detener la muerte en este país, por erradicar las violencias raciales y patriarcales, defendiendo los derechos humanos. Nuestra lucha no empieza con la decisión de tener una política representativa, al contrario, lo que hacemos es recoger las banderas de la lucha social que por años hemos dado y colocarlas hoy en una puesta política.

Ahora está la necesidad del cambio, nos cansamos de luchar y luchar y no encontrar respuestas, nos cansamos de que nos expropien, de salir a protestar por nuestros derechos y la respuesta es mala, nos cansamos de ver jóvenes asesinados, de ver a las mujeres de mi comunidad dejando a sus hijos y después encontrarlos asesinados.

Nos toca ponernos de pie y eso es lo que estamos haciendo. Este es nuestro momento y lo estamos asumiendo.

Soy Porque Somos recoge de alguna manera la expresión de muchos movimientos sociales, para ponerlos en una puesta política, creemos que este país debe pensarse en un colectivo, esa filosofía es una apuesta de vida y que nos ha servido para detener la violencia, es una apuesta de construcción, necesitamos pensar en una juntanza.

Hay mucha gente que se ha venido sumando, porque considera que lo que hacemos aquí le contribuirá al país. Muchas mujeres me han dicho que es la primera vez que se sienten representadas políticamente.

- ¿Cómo ve el tema de la migración en Colombia frente a la población venezolana?

El tema de la población migrante no es exclusivo de Venezuela, no podemos olvidar en el Darién quiénes se están muriendo y ni siquiera la Fiscalía se digna a recoger los cuerpos. Los migrantes de Haití están pasando por la misma situación. Es un caso en el que también se tiene que evaluar la crisis ambiental.

El tema de la guerra tiene que ver con la migración y en relación a los países vecinos, restablecer las relaciones diplomáticas es parte del cambio, hemos visto no solamente como se ha afectado la economía sino también la violencia en territorios, hay que pensar en la vida de la gente.

- Ante un eventual gobierno, ¿retomaría diálogos con el Eln?

Hoy toda la prioridad es en lograr una verdadera paz, la confrontación armada no ha sido el camino y los diálogos son el camino para avanzar, aún no tenemos una ruta establecida, estamos trabajando en esta campaña. Tenemos como puntos de eje programáticos. Yo participé en el diálogo del proceso de paz con las Farc y contribuí y apoye en el camino étnico de la paz.

Pero lo acordado ha sido ineficaz por la institucionalidad, porque las propuestas de participación social de los territorios no fueron tenidos en cuenta, la gente sintió que la usaron, que les hicieron escribir sobre sus sueños y de lo que querían ver del campo colombiano.

Frente al diálogo con el Eln tenemos la disposición para hacerlo, de sentarnos con las víctimas, con la gente y habrá que pensar en un mecanismo posible, que nos permita salir de esta situación.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos