Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Denuncian confinamiento de comunidades por presencia paramilitar en Bojayá

Por: Francisco Palacios. Radio Nacional de Colombia Chocó

La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, denunció que el pasado 31 de diciembre hombres armados pertenecientes a las llamadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia, también conocidas como Clan del Golfo, habrían incursionado en la comunidad de Pogue, corregimiento perteneciente al municipio de Bojayá y ubicado a orillas del río del mismo nombre del municipio.

La presencia de los insurgentes tendría como objetivo amedrentar a los líderes de la población, al tiempo que ejercer control territorial de la zona, lo que ha llevado al confinamiento a alrededor de 600 personas, según la Defensoría del Pueblo.

Según la denuncia realizada por la Comisión, los hombres de ese grupo armado habrían “obligado a los pobladores a recibir regalos de navidad y reses” además, de advertir sobre “el asesinato de los líderes que les denuncien”.

La presencia de las Autodefensas Gaitanistas y el Ejército de Liberación Nacional (Eln) fue advertida por la iglesia católica y miembros de la sociedad civil, el pasado 11 del mes de noviembre, en medio de las honras fúnebres de los restos de la masacre ocurrida en este municipio en el año 2002.

En aquella ocasión, y a través de una carta abierta direccionada al presidente de la República, las organizaciones sociales, ponían de manifiesto los combates y presencia subversiva en comunidades como Unión Cutí, Pogue, La Loma y al menos otras diez comunidades sobre los rio Bojayá y Napipí.

Ante los micrófonos de Radio Nacional de Colombia, el mayor General Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército, aseguró que las tropas se encuentran en la zona desarrollando operaciones desde hace veinte días y que  aunque han recibido las denuncias por parte de pobladores no se ha verificado la autenticidad de la misma.

Además, el oficial aseguró que en los últimos días y como consecuencia de las operaciones militares que han conllevado enfrentamientos con el Clan del Golfo, un militar perdió la vida y otro, resultó herido por una trampa explosiva, la cual afectó una de sus extremidades inferiores.

Pobladores contactados por Radio Nacional de Colombia, aseguraron que la situación se presenta desde hace más de seis meses, donde gran parte de las comunidades ha permanecido obligadas a dinámicas de confinamiento.

Las advertencias previas

Lo que hoy vive el municipio de Bojayá, en especial el corregimiento de Pogue, fue advertido por la Defensoría Nacional del Pueblo, quien a través de la alerta temprana número 17 del mes de abril del 2019, dio cuenta de la presencia y accionar de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y el Eln, quienes según el Ministerio Público se disputan el dominio del territorio desde comienzos del año 2019, con el objeto de hacerse con el control de rutas del narcotráfico.

Por su parte la Federación de Cabildos Indígenas del Chocó (FEDEOREWA), advirtió el pasado 31 de octubre que, dentro de las practicas utilizadas por los grupos irregulares se encuentra el “instalarse en las viviendas de los pobladores, lo cual pone en un mayor peligro a las comunidades al momento de los enfrentamientos”.

La Defensoría del Pueblo además, advirtió de la inminencia de desplazamiento forzado de centenares de pobladores, hechos que también se hicieron efectivos el pasado 3 de noviembre cuando 146 personas del de la comunidad indígena de Opogodó, quienes por presiones de grupos armados abandonaron sus territorios.

Ocho días después, la Iglesia católica y la sociedad civil en Bojayá, también advirtieron sobre la presencia de los grupos ilegales y sus acciones; en una carta abierta al presidente de la República escribieron:

Los actores armados hacen presencia en los centros poblados de las comunidades imponiendo control social, político, territorial y económico, desconociendo los reglamentos internos, la autonomía y sistemas de gobierno de las comunidades. Especialmente los paramilitares exhiben su poderío militar en armas y hombres, siendo evidente que su abastecimiento lo hacen abiertamente por el río Atrato en embarcaciones tipo botes y pangas, en algunos casos con centenares de combatientes. Todo esto bajo la mirada impávida del control de la Fuerza Pública, en el Bajo y Medio Atrato”.

Acciones de la Fuerza Pública

Según el Ejército Nacional, durante el pasado año 2019 y en operaciones militares adelantadas en los municipios de Bojayá, Riosucio y Carmen del Darién, al menos treinta y siete miembros del Clan del Golfo fueron capturados y otros dos fueron abatidos.

Respecto a la actual situación del municipio de Bojayá, la Fuerza Pública asegura que en la zona del corregimiento de Pogue se desarrolla “una operación militar con más de 100 hombres, en cumplimiento de la alerta temprana No. 017 del 2019” y que, en las próximas horas, otros 50 uniformados ingresarán a reforzar las acciones en esta parte del departamento del Chocó.