Pasar al contenido principal
CERRAR

Humedal ‘Familita’, un santuario para la biodiversidad en Mesetas, Meta

Se trata del primer humedal reconocido en el municipio, un espacio destacado por su riqueza natural y su potencial ecoturístico.
Humedal ‘Familita' en Mesetas, Meta
Turismo
Foto: Diana Maritza Matabajoy
Gina Paola Villalba

Con 11 especies de fauna y más de 20 de flora, el pasado 7 de febrero, ‘Familita’ se convirtió en el primer humedal reconocido en el municipio de Mesetas (Meta), un logro que celebran docentes del Colegio Agropecuario Los Fundadores, institución pública donde, desde 1996, el profesor Camilo Díaz inició el proceso de la zona de reserva y hoy el colectivo de docentes conserva a través del Prae (Proyectos Ambientales Escolares).

“La caracterización fue el primer gran paso, ahora nuestro trabajo es resguardar este humedal, para eso hemos creado el proyecto ‘Multiverso Ecoturístico’, el cual sirve para que nuestros estudiantes se apropien del tema ambiental, se apropien de su municipio, se apropien de su colegio”, afirma Fredy Giraldo, docente que lidera este proceso.

Humedal Familita en Mesetas, Meta
Foto: Diana Maritza Matabajoy.

Con planes como la reforestación, recorrido por el sendero ecológico, clases al aire libre, mariposario y avistamiento de aves, los profesores piensan desarrollar dinámicas para la apropiación del territorio, con apoyo de las familias y del vivero local, el cual hizo una donación de 1.100 árboles, que han sido adoptados por estudiantes de primaria, quienes a su vez son apadrinados por jóvenes de bachillerato para guiarlos en el cuidado de las plantas, de ahí el nombre ‘Familita’, con el que se ha registrado este humedal.

Aunque inicialmente la zona de reserva es para estudiantes del colegio, el profesor menciona que se proyecta como un espacio de servicio a la comunidad, para hacer recorridos y a su vez recibir formación ambiental, lo que permitiría avanzar en un cambio de mentalidad, que promueva el cuidado de las zonas de reserva y el manejo de residuos.

Son cerca de 4 hectáreas en las que los docentes piensan destinar zonas de lectura bajo los árboles, escucha y avistamiento de aves, recorrido con especies nativas y sendero ecológico, a lo que han denominado un ‘Multiverso Ecoturístico’, en el que se encuentran el mundo de Orquídeas y un espejo de agua; para lograrlo, deben seguir articulando esfuerzos, ya que, según indica Giraldo, faltan algunos recursos para delimitar el humedal, “para resguardarlo y avanzar en la construcción de una plataforma para el avistamiento de aves que se tiene dentro del proyecto colectivo docente".

Humedal Familita en Mesetas, Meta
Foto: Diana Maritza Matabajoy.

En septiembre de 2021 la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena), por solicitud del colectivo de docentes, inició el proceso de caracterización con el que el pasado 7 de febrero, se logró dar reconocimiento como humedal en la zona delimitada de la institución educativa.

En este espacio habitan especies de fauna como la tángara pico de plata, pollo de monte, ave platanera, azulejos, búhos y colibríes, por mencionar algunas aves, y alguno de los animales terrestres que comúnmente se observan son el mono tití, el oso hormiguero, el oso perezoso y el armadillo, sin dejar de lado especies de flora como lo son el Cedro Palo de Tigre, Nogal Cafetero, Yopo, Mata Palo y Yarumo, entre muchas otras especies que hacen de este, el primer humedal de Mesetas, un santuario de biodiversidad.

El reconocimiento de un ecosistema como humedal, requiere el cumplimiento de criterios registrados en la Política Nacional para la Gestión Integral de la Biodiversidad y sus Servicios Ecosistémicos (PNGIBSE), así como en la Política Nacional de Humedales Interiores de Colombia y de la convención Ramsar, por esto cabe reafirmar la riqueza del humedal Familita, que además cuenta con dos afluentes que unen sus aguas, formando el Caño Santa Bárbara, según datos geográficos registrados en el IGAC.

Humedal Familita en Mesetas, Meta
Foto: Diana Maritza Matabajoy.

De igual forma, la revisión cartográfica reveló que los cuerpos de agua presentes en esa área permiten una conexión de fragmentos de varios tipos bosques de coberturas densas, lo que la convierte en un importante corredor biológico para el paso y refugio de fauna.

Por ahora, se espera que, con la gestión de Cormacarena, se incluya el reconocimiento de la zona en el Plan de Ordenamiento Territorial del departamento.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos