Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Colprensa. septiembre de 2019.

¿Cuáles medidas podría tomar la Asamblea de la ONU para la selva amazónica?

Por: Lizeth García

El secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, planteó la posibilidad de organizar a final de septiembre en el marco de la Asamblea General de la ONU, una reunión sobre la actual situación en la Amazonia, amenazada por los incendios. 

El pasado mes de agosto, el mundo puso sus ojos en el continente americano, específicamente en Brasil, tras conocer que la selva amazónica de ese país ardía en llamas. La comunidad internacional instó al gobierno del presidente Jair Bolsonaro a detener el incendio que se calcula según datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (Inpe) arrasó con 2,5 millones de hectáreas de bosque en ese mes.

Al conocer la magnitud de los incendios ocurridos, el secretario General de Naciones Unidas, António Guterres afirmó:

"Estoy profundamente preocupado por los incendios en la selva amazónica. En medio de la crisis global climática, no podemos permitir más daño a una de las mayores fuentes de oxígeno y biodiversidad. La Amazonía debe ser protegida", escribió Guterres en su cuenta Twitter.

Al igual que instó a proteger la selva por ser considerada como el pulmón del mundo "Pedimos enérgicamente que se destinen recursos y hemos contactado a países para ver si podría haber una reunión dedicada a la ayuda a Amazonía durante la Asamblea General, que se celebrará del 20 al 23 de septiembre en Nueva York", indicó Guterres.

Aunque las Naciones Unidas en su resolución 1803 de la Asamblea General, de 14 de diciembre de 1962, concibe el derecho de los pueblos y de las naciones a la soberanía permanente sobre sus riquezas y recursos naturales, algunos analistas y ambientalistas consideran que al tratarse de recursos naturales, en ese caso como la Amazonía, la ONU podría rechazar la posición y el manejo que el gobierno brasileño asumió para enfrentar los incendios.

Hernando Patiño, politólogo internacionalista señala que ha existido una evolución en el mundo al pasar de proteger los derechos individuales a proteger los derechos colectivos. En ese sentido,   sostiene que el medio ambiente es uno de los derechos colectivos más importantes para la humanidad.

 “Todos los organismos internacionales, incluida la Organización de Naciones Unidas han venido expidiendo resoluciones y medidas para precisamente proteger estos ecosistemas, que se suponen son colectivos o comunes, o mejor que generan beneficio para toda la humanidad”

Al expedirse esas resoluciones, en este caso, en las Naciones Unidas, los países miembros, según la carta de esa organización, actualmente 193, no tienen la obligación de cumplirlas o acatarlas, en la medida en que Naciones Unidas no tiene una medidascoercitivas o la capacidad de imponer sanciones drásticas.

Entonces, según Patiño “Por supuesto que las iniciativas de las Naciones Unidas son importantes en la medida en que son reflexiones válidas e imposiciones de acciones para todos los países, pero dependerá en últimas, siempre la buena fe del cumplimiento de cada uno de ellos”

Muestra de ello, está en el manejo o posición que asumió el gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro frente a los incendios que afectaron la selva amazónica.

Aunque Bolsonaro tuvo la presión y los ojos encima de toda la comunidad internacional, Alejandro Cárdenas, especialista en temas internacionales, considera que si bien el secretario António Guterres convoque el tema en la Asamblea General de la ONU, “Bolsonaro presentará su argumentación, señalará que su gobierno ha hecho todo lo posible para efectos de proteger la cuenca amazónica y no recibirá sanción alguna”.

En ese sentido, Patiño y Cárdenas coinciden al decir que las resoluciones que expide Naciones Unidas no son coercitivas, en últimas lo que podría darse es un pronunciamiento de rechazo absoluto al manejo de los hechos.

“Entre otras porque muchas veces, también las decisiones que toma las Naciones Unidas tienen que ir a una validación que se hace ante el Consejo de Seguridad y ahí cualquiera de los países miembros tiene la posibilidad de veto. Para efectos de que no se produzca incluso una resolución en contra de un determinado estado perfecto” señalan.

Sin embargo, Román Ortiz, profesor universitario indica que aunque el sistema de Naciones Unidas no pueda emitir sanciones contra un Estado, los países miembros sí lo pueden hacer. Ejemplo de ello, sanciones de tipo comercial, económico o social.

“Los países miembros tienen la posibilidad de manera unilateral o bilateral, en lo que hace las relaciones internacionales, de imponer sanciones y/o restricciones, por ejemplo, en materia comercial, intercambio de bienes y servicios, pero ya depende en última de las relaciones que tenga ese país con los otros”.

Por ejemplo, según Ortiz al “Bolsonaro no tener muy en cuenta esto, Noruega y Francia le han impuesto sanciones políticas. Básicamente Noruega le dijo: mire si usted sigue así fomentando esas políticas de extracción sin responsabilidad para el Amazonas que es un bien común para la humanidad yo le congelo todo el presupuesto internacional para la cooperación”

Ortiz sostiene que aunque todos los países están llamados a respetar la autonomía y la soberanía de los Estados:

 “Hay problemáticas que interesan a toda la comunidad internacional y lo que tiene que ver con la protección de los ecosistemas desde luego que sí.  En esa medida, toda la ayuda que hubiera podido recibir el Estado brasileño por parte de la comunidad internacional o de alguno de sus países miembros pues eran importantes para conjurar rápidamente la crisis”.

Según la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA) 2,1 millones de kilómetros cuadrados son zonas protegidas, alberga un santuario de biodiversidad único en el mundo. Una cuarta parte de las especies de la tierra se encuentran allí, es decir, 30.000 tipos de plantas, 2.500 especies de peces, 1.500 de aves, 500 de mamíferos, 550 de reptiles y 2,5 millones de insectos.

Germán Andrade, especialista en temas ambientales y ecológicos, señala que alrededor del 60% de la Amazonía está en Brasil.

“La cuenca del Amazonas, que abarca 7,4 millones de kilómetros cuadrados, cubre casi el 40% de América Latina y se extiende por nueve países: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela”.

Andrade, sostiene que la Asamblea de la ONU, deberá evaluar la importancia de los recursos naturales para la humanidad, es decir, en ese sentido, podría establecer algunos parámetros que puedan ser cumplidos sin excepción alguna por todos los estados miembros, en donde prevalezca el cuidado y la conservación de dichos recursos.

Además de cambiar o restablecer las medidas que indican el cuidado de los recursos naturales desde el consejo de seguridad, el único órgano de esa organización con obligatoriedad de cumplimiento para los países miembros. 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, manifestó en ir a defender "aunque sea en silla de ruedas" la posición de su país sobre la crisis que enfrenta por cuenta de los incendios, ante la Asamblea general de las Naciones Unidas, que se realizará a finales de este mes.