Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Fotografías del encuentro entre Baudilio Cuama y Yri Buenaventura en el marco del Festival Petronio Álvarez. Fotos: Luisa Piñeros.

Yuri Buenaventura y Baudilio Cuama: “El viche pide respeto”

Luisa Piñeros

Por: Luisa Piñeros

“Yuri gracias, gracias por defender el viche”. Fue lo primero que le dije cuando lo vi bajar de la tarima la noche Internacional en la edición XXII del Festival Petronio Álvarez. Una noche en la que África y su legado estuvieron presentes  a lo largo de una hora en la que Yuri Bedoya, oriundo de Buenaventura y quien ha hecho una carrera y un nombre fuera de Colombia, se conectó con sus raíces más negras.

Tal es la conexión de este artista que su mirada suele perderse, que su menudo cuerpo toma la forma de un tambor batá y su voz se convierte en la voz  de los esclavos, la voz de los negros vilipendiados, abusados, marginados.

Quién lo creyera, un tipo que vive en Francia al parecer es el más conectado con la realidad de sus antepasados y por supuesto de los tiempos arduos y violentos que nos han abrazado en las últimas décadas. 

Prueba de ello fueron las canciones que interpretó  durante el concierto. ‘Banano de Urabá’, ‘Herencia Africana’, ‘No estoy contigo’, ‘Amaneció’, ‘Guajiro del Monte’, todas con arreglos en formato Pacífico. Marimba, bombo, cununo, guasá y la base de su orquesta salsera.

Pero haber apostado a esos arreglos no fue azar. Estaba en casa, en su litoral y como homenajeado en esta edición del festival, un gran hombre al que Yuri pudo declararle admiración, gracias al encuentro propiciado por Radio Nacional, minutos después  que finalizó  el concierto.

Baudilio Cuama y Yuri Buenaventura  unidos por un micrófono. Los dos embelesados el uno del otro se expresaron mutuamente el orgullo, la felicidad y profunda admiración por el trabajo que cada uno, desde su esquina, ha desarrollado.

De entrada, el viche fue el tema de conversación, no en vano, este alambique, destilado de la caña, ha sido por años un símbolo de resistencia, sabiduría y cuyo patrimonio hace poco se vio en riesgo.

Por ejemplo, Baudilio ha sido uno de los pocos hombres en Buenaventura que se ha metido de lleno en  el trabajo social. A través de la enseñanza del toque de marimba y la construcción de instrumentos, ha logrado salvar miles de vidas.

Por eso, el abrazo que se dieron esa noche de sábado fue profundo, porque Yuri, con su canto se ha convertido en la voz de los excluidos. Y Baudilio con su arte de luthier, es sinónimo de vida.

Reviva un extracto del encuentro entre Baudilio Cuama y Yuri Buenaventura, propiciado por Radio Nacional de Colombia: