Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: EFE.

“El camino a la Casa Blanca pasa por los barrios latinos”: Felipe Benítez

Por: Diana Leal.

Quedan pocos días para conocer al que será el nuevo presidente de Estados Unidos, la disputa entre Donald Trump y Joe Biden ha sido polémica por las posiciones en las que se posa la ruta de gobierno de cada candidato, temas como salud, educación y migración son los que suenan más entre amos||, especialmente este último.

Según datos publicados por la ONU en 2019, en Estados Unidos 15,48 % de la población son migrantes, lo que suma un aproximado de 50 millones 661 mil 149 personas provenientes de otros países.

Esto influye en las votaciones por la forma como funciona el sistema electoral de dicho país, ya que el ganador no se define por la suma total de votos obtenidos de los ciudadanos, sino por el número de votos obtenidos del Colegio Electoral. Este es un órgano compuesto por 538 ‘electores’, es decir, ciudadanos elegidos por los partidos políticos, que juegan en representación de cada uno de los estados, el número de representantes por estado es proporcional al tamaño de la población del mismo.

Para ganar, cada candidato necesita tener, mínimo, un total de votos correspondiente a ‘la mitad más uno’ del número de los electores, lo que correspondería a 270 de los 538. Entonces, cada ciudadano estadounidense vota, y así el candidato que gana más votos en un estado, gana automáticamente todos los votos del Colegio Electoral de ese estado.

Solo por poner un ejemplo, California y Texas son dos de los estados más poblados del país americano, y, por ende, cuentan con mayor número de electores, 55 para California y 38 para Texas.

Pero hay un punto clave adicional que es consecuente para la influencia de los estados en las elecciones y es que ambos cuentan con una amplia población de inmigrantes indocumentados, de hecho, de las más altas de todo el país. Estamos hablando de un promedio de 400 mil a 2 millones 200 mil, según estimaciones del Centro de Investigaciones Pew con base en datos de la Oficina del Censo de EE.UU. de 2016.

Para los expertos, la presencia de latinos dentro de las cifras de migrantes indocumentados, es una realidad. Por eso, quienes emprendan la carrera por la presidencia no pueden pasar por alto el tema de los migrantes y la influencia que pueden tener en el apoyo de cada estado.

“Hay un dicho muy interesante que dice que el camino a la Casa Blanca pasa por los barrios latinos de estados Unidos, por lo que el voto latino tiene una importancia muy grande no solo a nivel nacional, sino a nivel regional. En estados que son clave como Florida, Arizona, incluso Texas, el voto de la comunidad latina es clave para ganar o perder una elección”, afirma Felipe Benítez, director ejecutivo de la ONG Corazón Latino.

Florida es uno de esos estados decisivos, según reportes de este año expuestos por el Centro Pew, allí los latinos representan el 17 % de la fuerza electoral, lo que se traduce en 2 millones y medio de votantes latinos que están registrados para votar en un estado que cuenta con 29 votos electorales, Por tradición Florida es un estado de tendencia incierta, es decir, no le son ‘fieles’ a ningún partido. Razón por la que Biden y Trump se disputan estados ‘clave’, como este, en donde las encuestas están casi a la par.

Benítez explica que, dentro de su estrategia, Trump ha llegado a tildar a Biden de socialista, lo que claramente el candidato demócrata ha negado y defendido con pruebas. Pero afirmaciones como estas sí que pueden tener influencia en las comunidades latinas, teniendo en cuenta la tendencia de los gobiernos de los que los migrantes proceden. 

En este panorama, Benítez dice que hay dos alternativas, dos propuestas muy claras, por lo que la comunidad tiene la opción de informarse y elegir lo que ellos consideren que es la mejor opción. “Creo que pensar que de un lado están los documentados y del otro los indocumentados no es una manera correcta de presentarlo, entonces está mal decir que ‘son ellos o nosotros’, todos somos parte de la comunidad y debemos votar. No por nosotros mismos, sino por nuestra comunidad y por aquellos que no tienen la posibilidad de votar”.

Por su parte, el académico de la Universidad Torcuato Di Tella de Argentina, el panorama con Trump no cambiaría, “va a seguir todo igual, con una política coercitiva, como en el caso de México con los aranceles, y dura hacia Cuba, y una menor relevancia de toda América del Sur”.

Por otro lado, el académico ve en Biden “un cambio de enfoque” por su trayectoria en la que resalta el interés por ayudar económicamente a los países latinoamericanos, idear planes conjuntos de desarrollo para evitar migraciones masivas, entre otros intereses expresos.

“Dentro de los intereses de la comunidad latina está, primero que todo, el respeto a la comunidad, lo que tiene que ver con temas que nos preocupan y ocupan como lo es el acceso a un sistema de la salud de calidad. El segundo tema que consideraría que es de extrema importancia en este momento es el tema migratorio, y entre esos dos el tema del medio ambiente”, defiende Benítez.

Felipe asegura que el tema del medio ambiente es importante porque debido a la dura temporada de huracanes, incendios y contaminación, las comunidades latinas y negras, son las que más están sufriendo consecuencias a raíz de los desastres naturales.

“Otro punto extremadamente importante es el empleo, la economía, el ‘cómo no está yendo’, en base a la crisis que estamos viviendo por el Covid-19. Debemos tener en cuenta que la comunidad latina es la que más ha sufrido en términos de tema de empleos, en términos de afectaciones en su bolsillo por la pandemia. Así que todos estos elementos nos hablan de cuáles son las prioridades para nuestra comunidad”, apunta Benítez.

Los resultados de la elección presidencial se conocerán el próximo martes 3 de noviembre. De estas elecciones se resalta la histórica tendencia hacia el partido demócrata y lo ‘atípico’ del ejercicio electoral por causa de la emergencia sanitaria mundial.