Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Palo ‘e Corozo, la reinvención de la gaita y la tambora

Por: Pablo Trujillo G.

“Gaita, bullerengue, tambora y demás ritmos colombianos para mover el esqueleto” es como se autodenominan los integrantes de Palo ‘e Corozo, una nueva propuesta musical bogotana que actualmente prepara su primer trabajo discográfico y arranca pisando fuerte en la escena independiente local, con varios conciertos en Galería Café Libro y *matik-matik*.

Encabezada por Rodrigo Pardo (compositor y bajista) y Ana Romero (compositora y cantante), esta banda enaltece algunos de los ritmos caribeños más emblemáticos y los proyecta a través de estructuras armónicas poco convencionales. Radio Nacional se acercó a sus creadores.

¿Por qué la fruta elegida para el nombre?

 Decidimos partir de un elemento cotidiano y natural de la amplia región Caribe colombiano, ya que nuestra música se ha construido a partir de varios de sus ritmos autóctonos. Al corozo se le dan múltiples usos en las zonas donde crece, se elaboran diversas bebidas y alimentos con su fruto y se construyen casas, muebles e instrumentos con su tronco. El Palo ‘e Corozo busca evocar las sensaciones que nos produce viajar al Caribe, transportar al oyente a los campos donde nacen estos ritmos de la misma manera que ocurre cuando uno se toma un jugo de corozo.

¿Quiénes integran este proyecto y qué buscan en términos musicales?

El Palo ‘e Corozo está conformado por: Ana Romero (voz), Pio Molina (voz), Olga Espitia (coros), Sebastián López (saxofón soprano), Camilo Pineda (gaita hembra y maracas), Fernando Pardo (guitarra eléctrica), Rodrigo Pardo (bajo eléctrico), Leonardo Huertas (tambor alegre) y Daniel Parra (tambora). Nosotros, Ana y Rodrigo, nos encargamos de la dirección, la composición y los arreglos musicales del grupo. A través del Palo ‘e Corozo buscamos poner en diálogo tradiciones musicales de nuestro país con géneros modernos como el jazz y el rock, conservando la esencia que traen consigo los instrumentos típicos de los ritmos que trabajamos.

¿Qué detonó su interés por las músicas del caribe colombiano?

La convergencia cultural que ocurre cada vez con más fuerza en Bogotá nos puso en contacto con múltiples ritmos tradicionales colombianos. Luego de asistir a muchos conciertos surgieron las ganas de viajar a los pueblos donde nacen estas músicas. Hemos visitado los municipios de Ovejas, El Carmen de Bolívar, San Jacinto, San Juan Nepomuceno, María La Baja, San Basilio de Palenque, Barranco de Loba y El Banco, entre otros. Estas experiencias nos impulsaron a empezar a componer nuestras propias canciones.

¿Cómo fusionar lo tradicional con lo experimental sin forzarlo?

La esencia de las músicas en las que se inspira el Palo ‘e Corozo como la gaita, el bullerengue y la tambora, radica en sus cantos, en los golpes de tambor que diferencian un ritmo de otro y en sus bailes. Por esta razón conservamos los instrumentos tradicionales, los patrones rítmicos de cada golpe y el carácter responsorial del canto en nuestras composiciones. Nuestra experimentación consiste en adicionar al conjunto instrumentos como el saxofón soprano, la guitarra eléctrica y el bajo eléctrico y en crear un espectro armónico que oscila entre la consonancia y la disonancia constantemente. Creemos que una sólida base rítmica permite una infinita exploración melódica y armónica en la cual se conserve la esencia de estas músicas y el inevitable impulso de bailar que suscitan estos ritmos.

¿A qué le apunta el Palo ‘e Corozo, aparte de mover el esqueleto?

Además de generar un ambiente fiestero, el Palo ‘e Corozo busca visibilizar diferentes prácticas musicales de la mestiza cultura colombiana que, debido a su poca difusión nacional, muchas veces son desconocidas para gran parte de la población del país. Las regiones donde nacen las músicas en las que nos inspiramos son un reflejo de gran parte de la inequidad y violencia que se ha vivido en Colombia a lo largo de su historia. Creemos que es importante estar en contacto con la realidad, la cultura y la diversidad de nuestro país y sentimos que la música es uno de los medios más efectivos para lograrlo.

 ¿En qué escenarios y frente a qué público quisieran verse en unos años?

 Queremos llegar a escenarios nacionales como Jazz al Parque y Colombia al Parque y a festivales internacionales donde la música tradicional colombiana tenga una gran acogida. Nuestro público ideal siempre será aquel que cante, baile y goce al son de nuestros tambores.

 —

 El ímpetu de Palo ‘e Corozo en vivo es razón suficiente para creer que lograrán lo que quieren (y ojalá mucho más) en el arduo camino de la música. En tiempos de postconflicto en Colombia resulta esperanzador que un grupo de jóvenes ahonde en las raíces musicales de las tierras más afectadas por la violencia, y que luego –fruto de su investigación– consiga darle una nueva voz a los ritmos que han mantenido vivo a nuestro pueblo a través de los siglos. ¡Todo lo mejor para Palo ‘e Corozo en lo que venga!