Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Chrisrtian García.

SOS por la Ciénaga Grande de Santa Marta

Laura Ramírez León

Por: Equipo Por Qué Será.

La Ciénaga Grande de Santa Marta es la laguna costera más importante del Caribe colombiano y un ecosistema estratégico para la conservación de la biodiversidad del planeta. Sin embargo, este complejo lagunar se encuentra en riesgo y es necesario tomar acciones urgentes para recuperarlo ambientalmente.

La belleza de los bosques de manglar, los bosques secos tropicales, las palmas de vino y las palmas largas que recrean la Ciénaga Grande de Santa Marta, poco a poco se han ido transformando o extinguiendo por cuenta de la sobreexplotación pesquera, la construcción de diques ilegales y la desecación de humedales destinados para los cultivos y la ganadería.

En lo anterior, coinciden especialistas como Sandra Vilardy, decana de la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad de Magdalena, quien destaca la importancia de la ciénaga como un todo que reúne no solo la magia de sus manglares sino también la de las personas que allí habitan y sus saberes ancestrales.

Foto: Chrisrtian García.

Más allá del encanto que tiene este entorno, Andrés Franco, director del departamento de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, destaca que históricamente se le ha dado la espalda al mar:

“No me cabe la menor duda de que después de 60 años hemos venido evolucionando y reconociendo el valor de la biodiversidad, pero aún nos falta mucho porque no basta con el conocimiento social sino también se necesita trabajar en las políticas y estrategias para el manejo de este tipo de recursos”.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Para el Capitán Francisco Arias, director general del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras José Benito Vives de Andreís, Invemar, en la Ciénaga Grande de Santa Marta se presentan los siguientes factores de riesgo:

  1. Amenazas físicas tales como tala de manglares, incendios provocados para limpiar la zona y cierre de ríos y cuencas.
  2. La falta de conciencia en el país frente a los ecosistemas que tenemos y la incapacidad del Estado colombiano de organizarse frente a los problemas ambientales. 
  3. La sobreexplotación pesquera en la que las cifras son preocupantes. Durante la década de los años 60 se producían alrededor de 27 mil toneladas por año en pescado y en los últimos años se produjo un impacto de reducción a 4 mil toneladas por años.

A la voz de expertos en el tema se suma la de Ahmed Gutiérrez, poblador de la región, cuyo temor es que aumente el desplazamiento de quienes habitan la Ciénaga de Santa Marta por cuenta de los diferentes factores de riesgo que se han venido presentando.

“Somos cerca de mil familias las que vivimos de la ciénaga y si esta se acaba pues nos acabamos nosotros. Nosotros somos habitantes desde hace más de 190 años y nosotros sin la cultura del pueblo palafito no podríamos vivir. A esto se suma la preocupación de que se ha ido agotando el potencial pesquero”, asegura Gutiérrez.

Foto: Chrisrtian García.

Para Andrés Franco, que ha investigado esta realidad desde la Universidad Jorge Tadeo Lozano, otro factor que ha afectado notoriamente a la ciénaga tiene que ver con el desbalance hídrico, producto de la construcción de la carretera Ciénaga - Barranquilla, sumado a otras construcciones viales que están generando más y más problemas.

En la Ciénaga están el 70 % de las víctimas del conflicto del Magdalena

Tanto expertos como pobladores coinciden en que además del impacto ambiental, la ciénaga ha sido un escenario partícipe del conflicto armado que se ha vivido en los últimos cincuenta años en Colombia.

“En la Ciénaga confluyeron bloques insurgentes, del ELN y de las Farc, así como del paramilitarismo. En el 14 % de la ciénaga encontramos casi el 70 % de las víctimas del Magdalena que todavía no han sido reparadas. Debemos tener en cuenta que en este escenario hay gente que viene migrando desde hace años. En Palermo, por ejemplo, casi el 70 % de sus habitantes son personas que vienen de otras partes del país desplazadas por la violencia”, expresa Vilardy.

Foto: Chrisrtian García.

Del conflicto armado que por décadas ha azotado a la Ciénaga también se han visto afectados los investigadores.

“El Instituto ha sido víctima durante sus investigaciones en las ciénagas. Durante las masacres nuestros investigadores estuvieron secuestrados por parte de grupos ilegales y es evidente que ellos también han sufrido todo tipo de situaciones en el marco de sus procesos científicos”, asegura el capitán Francisco Arias, director general de Invemar.

Sin embargo, de acuerdo con Franco, el desescalamiento del conflicto armado a raíz de la firma de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno y las Farc “ha ayudado a que se pueda acceder a muchas zonas para profundizar el conocimiento y conocer más detalles de todo lo relacionado con la preservación y conservación de la ciénaga”.