Foto: Colprensa - MinCultura. Mayo 2018.

Serranía La Lindosa, riqueza arqueológica en San José del Guaviare

Por: Colprensa

Ocho zonas en San José del Guaviare, en donde se encuentra la Serranía La Lindosa, uno de los lugares con mayor concentración de arte rupestre en el mundo, fueron declaradas por el Icanh como Área Arqueológica Protegida de Colombia.

Luego de más de dos años de investigación arqueológica y de trabajo con comunidades, organizaciones y autoridades locales, se logró recoger las evidencias arqueológicas presentes en la Serranía La Lindosa, para construir el Plan de Manejo Arqueológico (PMA), y de esta forma declarar esta zona como una nueva Área Arqueológica Protegida (AAP) de Colombia.

Esta iniciativa fue llevada a cabo por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, entidad adscrita al Ministerio de Cultura, en convenio con la Universidad Nacional de Colombia y con el respaldo de la Gobernación de Guaviare.

La Serranía de La Lindosa tiene una gran importancia para el patrimonio arqueológico de la nación, porque es uno de los lugares con mayor concentración de arte rupestre en el mundo y por las evidencias arqueológicas de las interacciones prehispánicas entre diferentes pueblos de la Amazonía y la Orinoquía.

También, por la relación entre estos pueblos y el entorno natural que se han encontrado allí y por estar directamente conectada con el Parque Nacional de Chiribiquete.

El PMA tiene en cuenta los factores culturales, medioambientales y educativos del departamento y se estructuró bajo tres ejes: la salvaguarda patrimonial, la participación comunitaria y las proyecciones de difusión con un turismo sostenible.

Foto: Colprensa - MinCultura. Mayo 2018.

En total son ocho zonas que hacen parte de la AAP ubicados en las veredas La Pizarra, Nuevo Tolima, Cerro Azul, Los Alpes, Raudal del Guayabero, pertenecientes al municipio de San José del Guaviare y Las Brisas y El Tigre de La Lindosa guaviarense.

Todas las áreas fueron de finidas a partir del trabajo mancomunado con los propietarios y ocupantes de los predios en los que se encontraron evidencias de pictografías y arqueológicas de cultura material prehispánica.

Las áreas de declaratoria cobijan un total de 893 hectáreas entre áreas directas y áreas de influencia. Las zonas delimitadas en los polígonos no entran en conflicto con ninguna de las restricciones o permisiones de uso de los suelos, protección del entorno natural o ambiental, emitidas por los entes administrativos nacionales, regionales o locales.

Esta nueva declaratoria se suma a las 21 que ya existen en todo el país, ubicadas en los departamentos de Magdalena, Chocó, Cauca, Antioquia, Huila, Boyacá, Cundinamarca, Risaralda y Nariño.

En este listado se destacan los parques arqueológicos de Piedras del Tunjo, en Facatativá, Cundinamarca; Parque de El Infiernito, en Boyacá; Teyuna-ciudad perdida, en el Magdalena; San Agustín e Isnos, en el Huila, entre otros.

Una Área Arqueológica Protegida es un polígono o zona delimitada en el territorio de Colombia que por las particularidades y características únicas de sus evidencias arqueológicas, requiere de una especial protección y conservación, con miras a abrir las posibilidades para la investigación, divulgación y en algunos casos, el turismo responsable en ella.