Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Juan Ricardo Pulido.

Tobías Bastidas, el creador del Cuyabrito de Oro

Juan Ricardo Pulido

Por: Juan Ricardo Pulido

En la ciudad de Armenia nació el festival infantil más importante de la música andina colombiana, el Cuyabrito de Oro. Hace 17 años, Tobías Bastidas, su familia y un grupo de amigos se interesaron por crear un evento que les permitiera cultivar esos nuevos talentos de la música andina colombiana, lo que significó hacer un festival para niños.

Tobías nació en la ciudad de Sevilla, en el Valle del Cauca, pero desde hace más de tres décadas los Bastidas se trasladaron a Armenia.  En la Carrera 15 con Calle 28, muy cerca del Parque Cafetero, pasa sus días elaborando instrumentos en el taller de su propiedad ‘Musicales Bastidas’, sacándole provecho a lo que fue su herencia.

“Mi papa me dijo: ‘Vea mijo de aquí pa´delante, yo a usted no le voy a dar más las cosas que necesite. No le voy a dar ni vestido, ni le voy a dar estudio, ni le voy a dar nada, todo eso lo tiene que conseguir usted, y cómo se lo va a conseguir, ahí está ese taller’”, cuenta.

Foto: Juan Ricardo Pulido.

Su padre era constructor de instrumentos y a los 13 años de edad, recibió de sus manos uno de los mejores regalos que ha podido recibir en toda su vida.  El conocimiento y herramientas para convertirse en luthier, o como él prefiere definirlo: hacedor de instrumentos. 

En sus manos se forman las mejores guitarras, bandolas, tiples, requintos, charangos que entonan las mejores canciones de la música colombiana.  En un año, Tobías alcanza a elaborar hasta 50 instrumentos. Sus creaciones se encuentran en el Eje Cafetero, en el sur del país, en los Santanderes, la zona andina colombiana, otras han traspasado fronteras hasta Perú, Ecuador, Paraguay, España; y a otras más les perdió el rastro.  

“Mi padre no tuvo esa posibilidad, pero le agradezco gigantemente esa decisión de ese momento, le agradezco profundamente haberme abierto los ojos frente a lo que es hacer instrumentos.  Fíjese que 48 años después todavía hago instrumentos y todavía ando aprendiendo cómo hacer el instrumento perfecto, y hoy en día es cuando más me encanta hacer instrumentos”, asegura Tobías.

Foto: Juan Ricardo Pulido.

El Cuyabrito de oro pronto será mayor de edad

Esa es una parte de su historia, la de hacedor de instrumentos, pero existe otra, la de su aporte cultural.  El 15 de noviembre de 2001 nació en la casa de los Bastidas, tras la sugerencia de Natalia,  una de sus hijas, quien después de haber vivido las experiencias del Festival Nacional de Aguadas ‘Pasilleritos’, quiso tener un encuentro más cercano con niños de su región y creó el Festival Cuyabrito de Oro.

“El segundo año nos tocó legalizarlo, porque el primero fue ilegal, y esa ilegalidad nos la cobró la Dian. Trescientos mil pesos nos cobraron porque habíamos hecho algo ilegal”, señala.

Foto: Juan Ricardo Pulido.

Actualmente el Cuyabrito de Oro se ha ampliado a modalidad vocal, instrumental, canciones inéditas, baile por parejas, encuentro de ganadores, grupos y solistas invitados. Todo con música andina colombiana y niños.

Tobías, el profe de música

Ese es el mayor valor del festival, descubrir esos nuevos talentos que de otro modo no tendrían visibilidad desde muchos municipios y otras regiones del país.  

Por ello, Tobías Bastidas también cree en la educación, en la importancia de formar esos niños no solamente para participar en el Cuyabrito de Oro, sino para la vida, para que desarrollen sus habilidades artísticas y según dice, para que sean mejores personas, sensibles. Todo eso hace este hombre con la excusa de un festival.

“El trabajo que yo hago con los niños, lo considero muy valioso por los niños, por la forma en como ellos tienen esa transformación de vida. Los más pequeños empiezan a tener sentidos del acento dentro de la canción, su sentido de afinación empieza a desarrollarse, es algo que yo disfruto mucho, me encanta”, dice.

Foto: Juan Ricardo Pulido.

La idea es que los niños se familiaricen con la música, que jueguen, puedan tomar la guitarra con sus manos, que no le tengan miedo, que busquen hacer los acentos de un bambuco, una guabina. Lo importante es causar el impacto y enamorarlos de la música. “Ellos van a ser cuyabritos de oro algún día”, agrega Tobías. 

La radio pública en el festival

Radio Nacional de Colombia estará en Armenia acompañando el XVII Festival Cuyabrito de Oro. A partir del próximo 30 de agosto, usted tendrá la oportunidad de acompañarnos en el cubrimiento especial, narrado por los niños protagonistas, que se escuchará por nuestras 52 frecuencias y se podrá seguir en www.radionacional.co  y nuestras redes sociales.

Escuche aquí la crónica radial sobre la historia de Tobías Bastidas, padre del Festival Cuyabrito de Oro: