Pasar al contenido principal
CERRAR

Roberto Roena, ‘El señor bongó’ de la salsa

Recordado por ser un 'showman', Roberto Roena fue una de las grandes figuras de la era dorada de las Estrellas de Fania.
Personajes
Foto: fanpage Facebook Roberto Roena.
Robert Téllez
Artículos Player

Nacido en Mayagüez, en la costa oeste de Puerto Rico, Roberto Roena Vásquez se inició en el ambiente musical como bailarín al lado de su hermano Cuqui, conformando el dúo Los Mambo Flashes, bajo la tutoría de su tío Aníbal Vásquez - uno de los más distinguidos en ese arte-, participando en las distintas actividades que organizaba la Cervecería India durante las fiestas patronales de la isla.

Cuenta la historia que, en el año de 1956, cuando Roena tocó en el show de Mirta Silva, fue apreciado por Rafael Cortijo, director de Cortijo y su Combo. Días después el músico le pidió a doña Raquel María Vásquez que le permitiera viajar a su hijo Roberto a la ciudad de Nueva York. Doña Raquel solo preguntó: - ¿Y por qué quieres llevártelo, si Roberto no es músico? -. A lo que Cortijo respondió: - Porque es un joven lleno de talento y yo le voy a enseñar a tocar el bongó -. Ese fue el inicio de la carrera musical de Roberto Roena, quien años más tarde fue reconocido como el líder del Apollo Sound.

Al poco tiempo de estar vinculado con el Combo de Cortijo, Roena debutó como bongosero comenzó a tener visibilidad en la delantera del grupo al participar de las coreografías junto a Ismael Rivera y Sammy Ayala. Entre 1957 y 1962 Roena participó de las grabaciones: Cortijo en New York (1959), Fiesta Boricua (1960) y Quítate de la Vía Perico (1961).

Permaneció durante siete años junto al Combo de Cortijo, recorriendo los principales escenarios de EE. UU. y Suramérica, hasta que se produjo la ruptura del grupo en 1962, año en el que surgió El Gran Combo, bajo el comando del pianista Rafael Ithier. Para ese momento, algunos miembros del ya desintegrado Combo de Cortijo, se reunieron para la grabación de una placa discográfica junto al cantante dominicano Joseíto Mateo, publicado por Gema Records del empresario Álvarez Guedes bajo el título “Menéame los Mangos”.

Los miembros iniciales del Gran Combo fueron: Rafael Ithier, Eddie Pérez, Héctor Santos, Rogelio ‘Kito’ Vélez, Víctor Pérez, Martín Quiñones, Miguel Cruz, Milton Correa y desde luego Roberto Roena. Después de realizada la grabación, se sentaron las bases que regirían el futuro de la naciente ‘Universidad de la Salsa’, agrupación de la que Roena hizo parte de manera muy breve, pero suficiente para aportar desde lo coreográfico y crear con los golpes de su campana el ritmo jala jala, que más tarde popularizó Richie Ray.

El Apollo Sound de Roena

Tras su salida del Gran Combo, Roberto Roena comenzó a formar parte del All Stars Band de Mario Ortiz y a acariciar la idea de crear su propia agrupación ‘Los Megatones’, en la que fue determinante el aporte del trompetista Elías Lopés, al diseñar un sonido forjado con el uso de dos trompetas, un trombón y un saxofón, concepto al que luego se sumó el trombonista y productor Julio ‘Gunda’ Merced, constituyéndose así uno de los equipos más distintivos, progresivos y sofisticados de la salsa.

La historia también recrea que el primer día de ensayo formal de la agrupación liderada por Roberto Roena coincidió con el lanzamiento de la misión norteamericana Apolo 11, que colocó a los primeros hombres en la Luna. Así, el 20 de julio de 1969 nació el Apollo Sound, que tuvo como primeros vocalistas a Piro Mantilla y Dino Guy.

El primer álbum del Apollo Sound, que contó con la participación de Orlando ‘Peruchín’ Cepeda, fue etiquetado por Internacional Records, una subsidiaria del sello Fania. De allí se desprendieron los exitosos temas ‘Tu loco loco y yo tranquilo’ y ‘El escapulario’ de la pluma de Tite Curet Alonso.

A mediados de los años setenta, se añadió una tercera trompeta al Apollo Sound. La banda logró tener un estilo distintivo, ya que Roena se rodeó de los más creativos arreglistas de Puerto Rico, como Bobby Valentín, Elías López, Luis ‘Perico’ Ortiz, Julio ‘Gunda’ Merced, Papo Luca, Louis García, Tito Rivera y Humberto Ramírez.

El gusto y reconocimiento del público no se hizo esperar. La renovación del sonido salsero llegó a través de los populares: ‘Chotorro’, ‘Te lo voy a jurar’, ‘Con los pobres estoy’, ‘Cui cui’, ‘Marejada feliz’, ‘Mi desengaño’, ‘Traición’ y ‘El guaguancó del adiós’; entre muchos otros, con las participaciones vocales de Tito Cruz, Sammy González, Carlos Santos, Papo Sánchez y Tempo Alomar.

Recordado por ser un 'showman', Roberto Roena fue una de las grandes figuras de la era dorada de las Estrellas de Fania. Apareció en las películas ‘Our Latin Thing’ (1972) y ‘Salsa’ (1976).

Entre sus presentaciones más recordadas se destacan dos espectáculos realizados en la importante sala de festivales del Centro de Bellas Artes, Luis A. Ferré de Puerto Rico. En el primero de sus conciertos, se convirtió en el primer director de orquesta en lograr reunir, luego de 25 años de éxitos, a sus cantantes y músicos originales en un mismo espectáculo, cuyo registro quedó en formato CD y DVD.

Su segundo concierto se caracterizó por presentar una fusión de salsa con latin jazz, destacando la participación del cubano, ejecutantes de las pailas, Orestes Vilató, Luis ‘Perico’ Ortíz, David Sánchez y Anthony Carrillo, entre otros.

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal