Pasar al contenido principal
CERRAR

Bojonawi: la reserva natural que alberga la biodiversidad de la Orinoquía

Los científicos han identificado más de 1.400 especies de flora y fauna en sus dominios, ubicados cerca del municipio de Puerto Carreño.
Medio ambiente
Fotos: Instituto Humboldt y Fundación Omacha
Artículos Player

Bojonawi significa “perro de agua” en lengua sikuani, y es el nombre que recibe una reserva natural de Vichada creada hace más de 10 años en una de las regiones más desconocidas y antiguas del país: la Orinoquía guayanesa. En sus 4.650 hectáreas se esconde una riqueza biológica única, formada por felinos, anfibios, aves y otras especies de animales exóticos.

Los científicos han identificado más de 1.400 especies de flora y fauna en sus dominios, ubicados cerca del municipio de Puerto Carreño, algunas de las cuales podrían ser nuevas para la ciencia. El estudio lo lidera el Instituto Humboldt y la Fundación Omacha, trabajo en el que participaron 70 investigadores de 12 universidades, institutos, ONG y científicos independientes.

Radio Nacional de Colombia

“Esta reserva, una pequeña, pero rica, extensión de tierra y agua en el Vichada, ubicada en las cercanías de las bocas del río Bita sobre el río Orinoco, representa un verdadero laboratorio de estudio biológico, evolutivo y de conexión con las comunidades locales”, informó Hernando García, director del Humboldt.

Aunque no representa ni siquiera el 1 % del área total del Vichada, Bojonawi es un hervidero extremo de naturaleza. Pues es la casa de 429 especies de plantas, 336 de invertebrados y 690 de vertebrados, ramillete que incluye uno de los grupos de animales más desconocidos en el país: las esponjas de agua dulce, además de tres posibles nuevos taxones de mariposas y seis tipos de peces que no se habían identificado en Colombia.

Radio Nacional de Colombia

En sus terrenos fueron reportadas dos nuevas especies de reptiles: la tortuga matamata (Chelus orinocensis) y un reptil del género Amphisbaena sp. que está en proceso de descripción. En cuanto a aves, los científicos confirmaron la presencia en el Vichada de tres especies.

También se identificaron dos tipos de mamíferos característicos de las sabanas y ríos de la Guayana: el armadillo sabanero (Dasypus sabanicola) y una subespecie de delfín rosado (Inia geoffrensis humboldtiana). Además, es uno de los sitios con mayor presencia de murciélagos poco conocidos en Colombia.

Radio Nacional de Colombia

Además, fueron identificadas 262 especies de peces y 15 de otros vertebrados, agregando tres nuevos reportes al inventario local: el guácharo Steatornis caripensis, el murciélago Nyctinomops aurispinosus y el roedor Makalata sp.

Los investigadores encontraron que las rocas del Escudo Guayanés, ubicadas a lo largo del río Orinoco en su paso por la reserva, presentan una alta riqueza de macroinvertebrados acuáticos, anfibios y reptiles, como la rana Leptodactylus lithonaetes y el lagarto Tropidurus hispidus.

Radio Nacional de Colombia

Y se han sido registrados el jaguar (Panthera onca), el puma (Puma concolor), el ocelote (Leopardus pardalis), el jaguarundi (Puma yagouaroundi), la tayra (Eira barbara), el zorro cangrejero (Cerdocyon thous) y la nutria gigante (Pteronura brasiliensis).

Todos estos hallazgos biodiversos de Bojonawi fueron plasmados por la Fundación Omacha y el Instituto Humboldt en un libro, publicación con más de 500 páginas llenas de fotografías.

“Científicos, pescadores, guías, indígenas y colonos hemos unido esfuerzos para que después de casi 10 años de trabajo podamos presentar este libro, resultados que pueden ser replicados en otras regiones del Orinoco y cuencas vecinas como el Amazonas y Magdalena, dadas las condiciones pulsátiles y de inundación de nuestros grandes ríos”, manifestó García.

Radio Nacional de Colombia

El libro, llamado ‘Biodiversidad de la reserva natural Bojonawi’, indica que toda la información generada representa una base fundamental para continuar con la planificación de la investigación y manejo tanto de la reserva como de la misma Orinoquia.

“Las reservas privadas de la sociedad civil son un eje fundamental en la conservación y restauración del capital natural. En estos sitios se reconoce la posibilidad de que un propietario se sume a la tarea de ejercer acciones de conservación en sus propios predios, ya sea sobre ecosistemas estratégicos o con especies amenazadas”, afirman los científicos que participaron en la publicación.

Radio Nacional de Colombia

Comparada con otras 10 localidades de la cuenca amazónica y el límite occidental del Escudo Guayanés, la reserva se ubicó entre las zonas con mayor riqueza de herpetofauna junto con Chiribiquete y La Lindosa. Un verdadero tesoro de la Orinoquía.

00:00:00
Al aire
100%
X