Pasar al contenido principal
CERRAR

Cuentos sobre ciencia: relatos para leer, escuchar y sentir la biodiversidad colombiana

Inspirados en investigaciones científicas, 11 escritores colombianos recrean historias reales en torno al cambio climático.
Medio ambiente
Foto: Portada de uno de los cuentos
Yaneth Jiménez Mayorga

Científicos que viajan en el tiempo construyendo el árbol genealógico del oso de anteojos, detectives de peces amazónicos, bibliotecas del azúcar, bosques perdidos y vacas hambrientas, mundos ocultos bajo tierra, proyectos de paz en el corazón de la naturaleza, entre otros, fueron la fuente de inspiración que dio vida a ‘Los caminos que nos unen, cuentos desde la ciencia y la naturaleza’, el libro que reúne once relatos que utilizan la ciencia y el arte para ayudar a crear conciencia sobre la relación entre el cambio climático y la biodiversidad desde una perspectiva colombiana.

La compilación, plasmada en un libro en español, un libro bilingüe (que se presentó en la pasada Cumbre por el Cambio Climático, en Escocia, COP26) y once audiocuentos, es el resultado de la convocatoria del programa de Escritura Creativa realizada por GROW Colombia en alianza con Eden Project, la Universidad de los Andes y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación que busca hacer más accesible la ciencia creando contenido atractivo que invite al público y a los tomadores de decisiones a comprometerse con el medio ambiente y a considerar su valor.

“Este es un proyecto financiado por el gobierno británico, liderado desde el Reino Unido por Federica Di Palma, que busca generar oportunidades económicas para los colombianos luego de la firma de los Acuerdos de Paz desde el estudio de la biodiversidad bajo tres grandes componentes: diversidad natural, agrodiversidad e investigación socioeconómica”, según explica Natalia Valderrama, gerente de GROW Colombia.

Así se seleccionaron once escritores mayores de 18 años de distintas regiones del país para trabajar de la mano con investigadores, científicos, asesoras literarias, un músico y un ilustrador en un gran proceso de cocreación de nuevas narrativas en ciencia y tecnología dirigidas a diversos públicos: niños, jóvenes y adultos.

“Los científicos debían “conquistar” a los escritores presentando tres temas de forma tal que ellos seleccionaran uno que fuera de su interés, y luego explorar conjuntamente diversos ángulos para crear un cuento a partir de material derivado de investigaciones científicas, antropológicas y socioeconómicas. Una vez escrito, conversamos con MinCiencias y surgió la idea de hacer audiocuentos con música, por lo que se contrató al músico Andrés Villamil quien compuso las piezas originales con ritmos que reflejan la temática y la región como bambucos y pasillos”, comenta Valderrama.

cuentos

Los cuentos

De este trabajo colaborativo surgieron nuevas ficciones: una niña que se transforma en caña de azúcar, un joven que repele una plaga con los secretos transmitidos de generación en generación, una mujer que conversa con el suelo, pájaros, ríos y selvas que dejan de ser solo escenarios para convertirse en personajes o cómo tener un bosque para alimentar a las vacas, entre otros.

Historias que finalmente cobran vida en ‘Ternero y el bosque perdido’, ‘Lola y el fin del mundo’, ‘Huellas de anteojos’, ‘Los hijos de Saccharum’, ‘Caña niña Caña’, ‘Murmullos subterráneos’, ‘Nativo’, ‘La Lucila Selva, historia de un ave’; ‘Volver a la raíz’, ‘El alma del río’, y ‘La pregunta correcta’, los once cuentos bellamente ilustrados por Alejandro Balcázar que muestran la vasta riqueza natural y biodiversa del país y revelan los hilos que unen al mundo.

Para Andrés Felipe Vargas, ganador del mejor cuento con ‘Ternero y el bosque perdido’, un relato basado en su propia experiencia en la Vereda Versalles, en Pitalito, Huila, uno de los retos como escritor “fue tratar de tomar todo ese conocimiento científico y pasarlo a la parte creativa; cómo desde lo literario poder jugar con personajes que tuvieran emociones, poner en dilema ciertas situaciones y que esto motivara, en mi caso, a un público infantil”.

cuentos

La experiencia de trabajar con creativos, dice el investigador Juan Andrés Cardoso, de la Alianza Bioversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical- CIAT-, fue muy interesante pues le ayudó “a tratar de traducir nuestro conocimiento a un público general. A las personas que trabajamos en ciencia muchas veces no nos entrenan para eso. Esta experiencia me pone en la tarea de ser más claro con mis ideas de forma que alguien que no tiene conocimiento técnico lo entienda”.

Por su parte, Laura Marcela Aguirre, autora de ‘La Lucila Selva, historia de un ave’, este proceso creativo le permitió explorar un tema como el avistamiento de aves desde el proyecto ‘Paz en el corazón de la naturaleza’, que combina ciencia con desarrollo comunitario con capacitación para la protección de la naturaleza y la reincorporación de excombatientes, liderado por el investigador colombiano de la Universidad de Sídney, Jaime Góngora.

“A partir de búsqueda documental y la trayectoria que ha seguido Jaime y su equipo con el proyecto empezó la concepción del cuento. Los avistamientos, la biodiversidad de Charras (Guaviare) y las personas que participan nutrieron mucho el cuento, además de insumos literarios como poesía indígena y música tradicional, así como el rol de la mujer colombiana, lo que me ayudó a entender a esa persona que interactúa con el medio ambiente y se quiere dar una nueva oportunidad de vida como guía ecológica”, comenta Laura.

cuentos

Para Juliet Rose, líder del proyecto GROW, este formato de contar cuentos “es muy valioso como narrativa para ayudar a entender el entorno y lo que está sucediendo en el mundo frente al cambio climático y la biodiversidad. Contarlo desde otras voces, desde diferentes perspectivas y regiones, incorporando diversas disciplinas, por medio de la escritura, la ilustración y la música es muy importante para el intercambio de conocimiento”.

Silvia Restrepo, vicerrectora de investigación y creación de la Universidad de los Andes, manifestó durante el lanzamiento del libro, que el objetivo de esta publicación “es compartir y estimular la conversación de problemas medioambientales y problemas científicos que abordamos con audiencias distintas a las habituales. Esperamos que disfruten de esta colección que ha sido creada desde la ciencia y el arte”.

Si quieres conocer, leer y disfrutar los cuentos puedes ingresar aquí. 

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal