Pasar al contenido principal
CERRAR

SuperSalud intervino hospital Rosario Pumarejo de López en el Cesar

Médicos del Hospital Rosario Pumarejo de López reclaman entre 15 y 18 meses de salarios.
Hospital Rosario Pumarejo de López
Mi país
Crédito: Superintendencia Nacional de Salud
Andrés Llamas

Sobre el mediodía del viernes 14 de enero, la Superintendencia de Salud tomó posesión administrativa del Hospital Rosario Pumarejo de López, principal centro asistencial del Cesar, pues su situación financiera, con deudas cercanas a los $110 mil millones, motivó a que la entidad realizará la intervención forzosa, por el término de un año.

Así lo aseguró el superintendente nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, quien ante los medios de comunicación reveló que fueron identificados 72 hallazgos financieros, asistenciales y administrativos, y se evidenció incumplimiento en el Plan de Mejora, razón por la cual fueron separados de sus cargos la gerente encargada Leidis María Manjarres Daza y a la Junta Directiva del hospital.

“Hemos decidido la intervención forzosa para administrarlo. Sabemos que este es un hospital que necesita la actuación de todo el Gobierno y por eso tomamos esta decisión. Habíamos hecho bastantes advertencias, ya habíamos hecho algunas auditorías que nos permitieron generar unos hallazgos importantes, cerca de 94. Desafortunadamente el hospital no ha corregido el camino”, puntualizó el superintendente nacional, en uno de los pasillos del Rosario Pumarejo de López, frente a la mirada de enfermeras, médicos y especialistas, a los cuales se les deben meses de salarios.

Alexandro Mindiola, médico psiquiatra, aseguró que con él son 4 especialistas a los cuales se les adeuda entre 15 y 18 meses de salario. “Realmente, si es para mejorar los pagos, los salarios, si es buena la intención que nos acaba de mencionar el superintendente, esta intervención es positiva”, dijo.

Según las auditorías de la Supersalud, el agente interventor que fue nombrado deberá realizar un informe que en 30 días conocerá la opinión pública, para que a partir de los datos recolectados se lleve a cabo un plan de acción. En el informe presentado por la entidad del Gobierno nacional se indica que “el hospital se encuentra en estado de insolvencia crítica y en una situación financiera muy grave, con pérdidas cercanas a los 60.000 millones de pesos, un déficit presupuestal de 36.135 millones y una cartera de 104.357 millones de pesos, a junio de 2021”.

El informe que motivó a la intervención también asegura que “se evidenciaron fallas en infraestructura, dotación, mantenimiento, medicamentos, insumos e historias clínicas, que repercuten negativamente en la prestación del servicio”.

La Junta Directiva del hospital había presentado ante la Supersalud una solicitud de puesta en marcha de la Ley 550 de 1999, o de restructuración de pasivos; sin embargo, y según la Superintendencia, el centro asistencial solo cumplió con dos de los 11 requisitos necesarios para la aprobación de dicho propósito.

Finalmente, el superintendente Aristizábal Ángel aseguró que iniciarán gestiones para el flujo de recursos que permitan, entre otras cosas, pagarle al personal que trabaja en el hospital y que ha llevado a cabo varios plantones y otras manifestaciones en Valledupar.

 

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal