Pasar al contenido principal
CERRAR

Sebascast, el niño promesa del género urbano en el Chocó

“No me maten, no me maten, que soy un chico listo y deseo superarme, no quiero ver a mi madre llorarme”: fragmento de una de sus canciones.
Artistas Colombianos
Foto: cortesía
Saulo Guerrero

Jhon Sebastián Perea, conocido artísticamente como ‘Sebascast’, vive en Quibdó en el barrio Montebello. Tiene 11 años y un gran talento para componer canciones y cantar. Desde que tenía tres años, hasta la actualidad, ha compuesto más de 200 canciones y sueña con convertirse en un cantante reconocido del género urbano.

“Yo me pongo muy feliz cuando mi gente me apoya y me llaman por mi nombre artístico", me cuenta Sebastián, sentado en una silla plástica en la sala de su casa en donde tenemos el encuentro.

Mientras tanto, afuera se escucha a varios niños murmurando. Son sus amigos, puedo observar a algunos de ellos que se asoman por la ventana intentando descubrir cómo es la entrevista que el periodista vino a hacerle a su amiguito cantante.

Mientras tanto, Sebascast sostiene la mirada y responde a mis preguntas sin vacilar, como no duda al decirme que su sueño es llegar a ser un cantante reconocido en Colombia y en otros países, y ayudar a su humilde familia a salir adelante.

"Quiero ayudar a la sociedad, a los que no tienen nada, como por ejemplo a los mendigos", afirma.

Nació en Vigía del Fuerte (Antioquia) pero ha vivido en Quibdó la mayor parte de su vida, y vine a su encuentro porque varias personas me lo describieron como una nueva promesa del género de la música urbana por sus impresionantes dotes para componer, cantar y desenvolverse en el escenario.

Estiwar Palacios, representante legal de la Corporación De Mentes Consientes, es uno de los que cree en el potencial de este niño, asegura que Sebascast "tiene mucho nivel. Su talento es algo extraordinario. Es un genio para la música que está sustentando".

"Yo nací con un don de cantar, a mí me encantó la música desde los tres años. Esto es lo que a mí me gusta, el género del Dembow, me encanta el flow”, responde cuando le pregunto a qué se debe su gusto por este tipo de música.

No en vano en su corta vida ya ha escrito más de 200 canciones, y muy pronto, si todo sale como espera, viajará a Medellín para grabar su primera producción musical.

Descubrimiento y proyección

Sebascast fue descubierto durante un evento que realizaba la Alcaldía Municipal en su barrio, como parte del programa de Reconciliación y Paz.

"Estábamos allá haciendo unas actividades, en clases de danza con los niños y niñas, cuando llegó y dijo: “denme el micrófono que yo lo que sé hacer es cantar’", recuerda Estiwar Palacios, quien desde ese momento se convirtió en uno de sus promotores.

Lo que vino después, recuerda Estiwar, fue sorprendente, pues Sebascast tomó el micrófono y como si fuera un cantante famoso de reggaeton y dembow, estuvo varios minutos cantando en la tarima, deleitando a los otros niños y niñas que asistían a la actividad. En correspondencia, estos últimos no paraban de gritar y corear su nombre ¡Sebas, Sebas, Sebas!

Otro de sus mentores es Jhon Manuel Palomeque, él afirma que "tiene un manejo del escenario, una puesta en escena, que uno se da cuenta que lo que él tiene es sobrenatural. Para mí es un monstruo".

Su mamá, Elis Jhoana Ríos, no se queda atrás, revela que Sebastián dio muestras de su talento desde muy pequeño. “Yo me di cuenta porque todos los días lo escuchaba con una bocinita, colocando música y cantando en voz alta por toda la casa. Incluso yo hasta lo regañaba porque hacía mucha bulla, y él sólo me decía que quería ser cantante”.

Ella nos acompaña en esta entrevista, y observo cómo sonríe admirada al ver la propiedad con la que su hijo se desenvuelve y responde a mis preguntas. Supongo que se siente orgullosa de ver a su hijo empoderado y tan seguro de lo que quiere.

Los ojos le brillan al observar a su pequeña estrella y más cuando se lo imagina convertido en una gran artista, que con su talento pueda ser un ejemplo positivo para sus cinco hermanos y para muchos más niños y niñas del Chocó, Colombia y el mundo.

Por el momento ella espera que le siga yendo bien en el colegio -el año entrante Sebascast ingresará a sexto grado- y que pronto pueda obtener una beca para estudiar música y que así desarrolle al máximo su talento, cumpla sus sueños y se supere; que la falta de oportunidades y las amenazas de la violencia que asedian a cientos de niños en los barrios de Quibdó, no lo condicionen.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal