Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Prevención, la clave para evitar accidentes de infantes en casa

Por: María Camila Sánchez

En los días de confinamiento la casa se convierte en el lugar de descanso, en la oficina, en el salón de clase, en la zona de recreación; básicamente, se convierte en el lugar central por el cual pasa la vida y con ella los riesgos que están inmersos. De acuerdo con el Ministerio de Salud, los menores de cinco años son la población más propensa a sufrir un percance o lesión por accidentes domésticos, razón por la cual padres y cuidadores deben prestar atención a los factores de riesgo y a su prevención.

En entrevista con Contacto Directo de Radio Nacional de Colombia, la doctora Olga Lucía Baquero, médico pediatra y directora científica de la Fundación Mariana Novia, indicó que la mayoría de los accidentes de los cuales son víctimas los menores que están en la primera infancia (de cero a cinco años) son previsibles y prevenibles, por lo cual, es responsabilidad de los adultos atender los factores de riesgo existentes para poder reducirlos y así evitar posibles accidentes.

“No debemos llegar al nivel de que los niños pierdan la vida por estos accidentes. Como pediatra, en el servicio de urgencias me di cuenta que muchas cosas que les pasan a los niños son prevenibles si los adultos tomamos las medidas necesarias y pertinentes con anterioridad, pero además, debemos prepararnos para saber cómo actuar en esos momentos”, indicó.

De acuerdo con Baquero, las principales causas de accidentes o lesiones que sufren los menores están relacionadas a:

1. Caídas de altura: “Son las principales consultas que llegan a las salas de urgencia y todas son prevenibles”.

2. Atoramiento: “Por esta causa no alcanzan siquiera los menores a llegar a ser atendidos en urgencias. En la mayoría de casos los padres no saben cómo actuar para prevenirlo ni efectuar el desatoramiento. Es la principal razón de muerte de los menores de cinco años en el hogar”. El atoramiento se puede producir por la ingesta de objetos o alimentos.

3. Intoxicaciones: “Son frecuentes por descuido de los adultos. Eso pasa cuando hay medicamentos al alcance de los niños y niñas o cuando se reenvasan químicos como varsol o gasolina en botellas de gaseosa”.

4. Quemaduras: “En su mayoría se presentan en la cocina y, para evitarlas, lo mejor es poner obstáculos como barandas. Las planchas también son un riesgo”.

5. Ahogamiento: “Con este se puede perder la vida o quedar con graves secuelas como en la mayoría de accidentes, que va desde una cicatriz hasta la pérdida de una parte del cuerpo o un daño neuronal”.

“Es responsabilidad de los adultos que la casa, que es el lugar donde los niños pasan la mayor parte del tiempo, sea un espacio seguro y nunca podemos bajar la guardia”, insistió la médica pediatra.   

La Fundación Mariana Novoa lleva el nombre de una niña que con tan solo dos años perdió la vida en su primer día de jardín. Desde entonces su madre, Hortensia Espitaleta, se propuso acompañar a padres y cuidadores para prevenir accidentes en hogares y jardines por medio de la realización de talleres, cursos, asesorías y acompañamientos.

“Todos los accidentes en casa son prevenibles, todos ocurren en un segundo y no se puede creer que un espacio es seguro si no se garantiza que así sea. Los niños constantemente se mueven, están explorando y conociendo el mundo, por eso hay que cuidar de los espacios y objetos que tienen a la mano. Este es el primer paso y el más eficiente para evitar accidentes”, reiteró Baquero.