Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia

Radio Nacional de Colombia

Transmisión Señal Clasica

Señal Clásica

Transmisón Señal Llanera

Señal Llanera

Transmisón Señal Digital

Señal Digital

Foto tomada de su página en Facebook.

Historias y muros

Camilo Mendivelso

Por @Aurekk

Cuando transitamos por cualquier calle de nuestro país, estamos expuestos a miles de sensaciones. Desde el paisaje sonoro que nos rodea, hasta expresiones artísticas que nos bombardean con mensajes de todo tipo.

Para los transeúntes es inevitable apreciar las propuestas visuales que se han tomado las principales ciudades. Una explosión de color en las paredes, algunas veces buscando llevar algún tipo de mensaje y otras sólo buscando una apuesta estética para lo urbano. Propuestas que se convierten en una gran opción para salirse del gris de lo cotidiano.

Lea también "Escribiendo en los muros de la ciudad".

Ricardo Zokos es uno de estos artistas que, con sus personajes e historias, lleva un poco de magia a las calles de Bogotá.

Ricardo es diseñador gráfico e ilustrador. Hace más de once años es artista urbano.
En aquel entonces se acercó por curiosidad académica a las paredes, viendo que más allá de las letras y los estencil se pueden contar cosas con muchas imágenes.
Sin embargo, para aquella época no se sentía muy hábil para la ilustración y fue la misma calle la que le permitió soltar la mano y enamorarse de este arte.

“Creo que en este tiempo el arte urbano se ha diversificado muchísimo. Ahora hay mucha gente haciendo propuestas. Lo mejor es que ahora hay muchas más mujeres creando y esto da una mirada más amplia a la misma ciudad”, cuenta Zokos.

Foto: Laura Hernández

Su taller está ubicado en el barrio Galerías, en el que vive con su perro. Aquí va creando las piezas que luego se verán en los muros de la ciudad.

Foto: Laura Hernández

Lea también "Más que muros".

“Yo creo que a nivel nacional se ha avanzado, se siente que hay gente haciendo cosas por todo el país. En Cali, por ejemplo, siempre hay buenas propuestas, a veces muy ‘underground’, lo que las vuelve aún más interesantes.

También el apoyo de la política local ayuda mucho, en especial cuando el mismo distrito da estímulos para que se llenen de color las calles”, agrega.

Cuando uno ve la obra de Ricardo, puede ver sus personajes e, inevitablemente, imaginarse la historia. Son situaciones figurativas, muy ilustrativas que atrapan la mirada del espectador.

“La narrativa es clave en mi trabajo. No tengo un mensaje un unidireccional, yo trabajo imágenes evocativas, oníricas, que las personas al verlas se hagan una historia propia. Propongo escenas o acciones pero que la gente interactúe con lo que están viendo.

A veces puedo partir de una idea, como de una frase de una canción, pero otras veces simplemente me dejo llevar por el dibujo. Me parece chévere que la mano del caos sea la que estructure todo”.

Hablamos con Ricardo en la sala de su casa. Él me hace un comentario muy interesante sobre lo expuestos que estamos a mensajes comerciales y políticos en la calle. “El arte urbano es una forma de reclamar el espacio público, de darle un aire a la mirada de las personas cuando esperan un bus o cuando recorren una cuadra. Que sientan que hay historias que siempre se pueden contar y hay muchas más cosas por ver”.

Finalmente, hablamos de su aporte a la ciudad desde su obra y un mensaje para que las personas se puedan acercar al arte urbano.

“Que el trabajo que hago pueda impulsar a los nuevos artistas es una de las cosas que más me motiva y siento que es el mayor aporte que uno puede dar. Muchas veces al comenzar hay miedo al no saber cómo hacerlo, qué se requiere, pero uno impulsa y da ánimo a esos novatos que están llegando con interés a proponer cosas nuevas.

La gente se acerca, dan sus comentarios, preguntan. Hay un contacto con las personas y eso es muy bonito.

Hay que cultivar público, enseñar a las personas a que no todo lo que entiende en el arte urbano es lo que es valioso, muchas veces la propuesta por el hecho de hacerla ya es importante”.

Así es que, cada vez que esté por las calles de su ciudad, mire arriba, a los muros y contemple las historias que se están gestando cada día.