Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

“El público más emotivo que tenemos los cantadores llaneros es la juventud colombiana”: Walter Silva

Foto: Nangibe Torres. Travesías de arpa Radio Nacional de Colombia.

Por: Laura Quiceno. Editora web Radio Nacional de Colombia.

Atravesamos los Llanos, pasamos Restrepo y Cumaral en Meta, el río Guacavia, Villanueva y Pore en Casanare. Algunas gallinas se pasean por la carretera y horizonte se vuelve cada más despejado. La mirada se empieza a expandir.

En 'Pan de pobre' una casa de cantadores llaneros nos recibe el compositor Walter Silva, autor de ‘El Chino de los mandados’, una melodía que recoge los recuerdos de los que nacieron con una dosis de bellos atardeceres garantizados.

“El chino de los mandados es una canción que yo le escribí a mi madre, realmente nunca tuve otro interés ajeno a recordar lo que pasó en nuestra casa familiar. Resultó identificando a todos los llaneros campesinos, una canción que se convirtió en un clásico de la música llanera con 9 años de haber sido grabada.

En La Plata, una vereda de Pore-Casanare hay una tienda y yo me acuerdo que mi madre me mandaba a sacar fiado, pero cuando se debía alguito, me decían:

“No le podemos fiar más porque la cuenta está muy grande” y cuando no nos fiaban, yo iba donde la vecina para que nos prestarán cualquier cosa para hacer de comer: un pocillo de café, un de arroz, uno de manteca, un pedazo de panela, cualquier cosa por sencilla que fuera tenía un significado muy grande para nosotros. De ahí nació esta canción y me alegra mucho el alma saber que ha sido una manera sencilla que la gente del Llano y no solo del Llano, de muchas partes del país, se identifique con ella, porque todos circunstancialmente hicimos un mandado en la vida”, señala Silva, heredero de la tradición de líricas profundas del Llano colombiano.

Foto: Nangibe Torres. Travesías de arpa.

¿Cuándo comenzó a escribir, cuándo dijo quiero escribir sobre el Llano?

Nosotros somos criados en el campo, hacíamos las labores de cualquier niño campesino, no ganadero, yo no fui hijo de padres ganaderos, yo fui hijo de padres agricultores. Ese fue el oficio más importante que llegué a hacer.

El primer recuerdo que tengo como cantante de música llanera es rodeado de mis tíos maternos con unas guitarras, quizá lo hacía por la naturaleza misma de la fiesta, pero nunca pensé en cantar joropo.

Después de grabar el primer álbum (Romance del coleador) que fue en cassette y en acetato llegué a pensar que yo podría cantante de música llanera. La cultura de nosotros los cantantes llaneros es grabar y a ver qué sucede por primera vez. Después de ese ejercicio fue que pensé en dedicarme a esto. Lo hice una manera de vida que a la fecha de hoy, 25 años después de grabar el primer disco considero fue una acertada decisión.

¿Miguel Ángel Martín, El ‘Cholo´Valderrama? ¿Cuál compositor llanero ha tocado las fibras del sentir de esta tierra?

La composición llanera yo siempre la he querido identificar en dos campos, el campo natural y el campo comercial, y ahí se hace difícil escoger.

De Miguel Ángel Martín todavía escuchó música, yo no logré ser su amigo, porque cuando él vivió yo todavía no incursionaba en la música llanera a fondo. Hoy en día escuchó sus composiciones, las composiciones de hace 30 años considero que eran más naturales de las que se hacen hoy en día, porque hoy en día escribimos con cierta responsabilidad sobre nuestros hombros, de que la música llanera trascienda, en aquel entonces los compositores considero escribían lo que les nacía. Nosotros escribimos de los que nos nace, pero no podemos olvidar que atrás tenemos una responsabilidad de un mercado, de una música llanera que se ha expandido, que tiene grandes escenarios.

Hoy en día tenemos grandes compositores, me nombra usted al Cholo Valderrama, la primera canción que escuché del Cholo fue cuando yo tenía 4 años y me formé influenciado por la música del maestro Tirso Delgado.

El maestro Tirso Delgado es mi ídolo de todo la vida, soy un gran seguidor de la carrera de Aries Vigoth, Dumar Aljure es otro de mis grandes ídolos, un compositor espléndido y sobre todo, una persona muy natural en su música y por esa línea mis ídolos están sobre esa época.

Sembrando Joropo, esas nuevas bandas que reinterpretan los sonidos tradicionales ¿cuáles le gustan?, ¿cuál apuesta le parece interesante?

Escucho todos los nuevos grupos, los aplaudo, yo no me veo haciendo eso, yo sigo con mis canciones de música tradicional, en Casanare surge un grupo que se llama De Criollos, un grupo por este estilo de Chimó sicódelico, Cimarrón, Cimarrón es uno de los grupos que más recorre el país, llevando a su manera y a su concepto la palabra joropo, para ellos un aplauso muy grande.

Foto: Nangibe Torres. Travesías de arpa.

Esta semana inicia el Festival del joropo, ¿hacen falta más iniciativas para preservar este género? O ¿cree que con lo que se está haciendo es suficiente?

Hace falta unos cinco torneos internacionales de joropo regados en el Llano, por la publicidad que se da, por el empuje del Meta hacia el turismo, pero en cada pueblito, en cada corregimiento de los Llanos existen festivales de música llanera a su alcance, pero todos están aportando a la preservación de la música llanera en sus manifestaciones.

En todas las ciudades capitales se están haciendo festivales, algunas no se publicitan como se debiera hacer, o el Torneo de joropo que buscan los medios nacionales, que le contamos al país que hay un evento de música llanera que trasciende. Existe mucho festival al que hay que agradecerle la tradición de la música llanera, existen muchas academias donde los jóvenes hace 10 años no les interesaba mucho la música llanera, hoy en día las niñas, los jóvenes, una de las modas es estar en un grupo de joropo. El público más emotivo que tenemos los cantadores llaneros es la juventud colombiana, la juventud llanera.

Lea acá la entrevista con el compositor llanero Cachi Ortegón.