Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

¿Cómo se vive el coronavirus en las fronteras de Colombia?

Por: María Camila Idrobo

El territorio continental de Colombia limita con cinco países: Venezuela y Brasil por el oriente, Ecuador y Perú por el sur y Panamá por el noroccidente. Cada país ha tomado sus propias medidas para prevenir que el Covid-19 o Coronavirus se extienda en Latinoamérica. 

En Venezuela, por ejemplo, se decretó la cuarentena en todo el país, cerrando sus fronteras aéreas con Europa, Colombia, Panamá y República Dominicana. Por este motivo en la frontera con Colombia algunos locales comerciales se encuentran cerrados, el tránsito limitado, los habitantes se mantienen en sus casas, el paso solo se permite con permiso especial por lo que algunas personas acuden a las trochas que no solo son riesgosas por el camino que se debe recorrer, sino porque algunos grupos ilegales cobran entre $5.000 y $100.000 pesos para permitir el paso. 

“Nos toca intentar pasar y si toca pagar, porque estar en Colombia es más costoso en este momento”, aseguró una viajera que se dirigía a Venezuela. 

También se presentan algunas confrontaciones entre quienes desean pasar y la fuerza pública, sin embargo, se habilitó un corredor humanitario para mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas que requieren tratamiento.

Igualmente, quienes lograron pasar de Colombia a Venezuela luego del cierre de fronteras, permanecen en las terminales terrestres de San Antonio y San Cristóbal y aunque han manifestado que no cuentan con el refugio y alimentos necesarios, pues no se permite el regreso a Colombia.

“Nosotros estamos expuestos al virus por nuestra condición de frontera, debemos dar la importancia que merece esta pandemia. Por eso declaramos calamidad pública en nuestro municipio”, explicó el alcalde de Villa del Rosario, Eugenio Rangel, hace algunos días. 

Este mismo panorama se repite en La Guajira, Arauca y en Puerto Carreño donde las fronteras con Venezuela se mantienen cerradas en medio de la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19.

Mientras tanto en Ecuador, al decretar el estado de excepción se ordenó el toque de queda durante las madrugadas y la suspensión de actividades exceptuando las que tienen que ver con la salud y el abastecimiento de alimentos, con lo cual se mantienen cerradas las fronteras y se prohíbe el envío fuera del país de gel desinfectante, mascarillas y jabones.

Ante esta situación en el Puente internacional de Rumichaca, se han presentado problemas de orden público, ya que algunas de las personas que están en territorio ecuatoriano intentan entrar a Colombia por la fuerza y no se les permite el ingreso. Los ciudadanos que se encuentran en el limbo al no poder entrar a ninguno de los países de frontera, señalan que no tienen agua, alimentos ni sitios donde alojarse.

Mientras tanto, en Brasil, luego de que varios funcionarios del presidente Jair Bolsonaro dieran positivo para Covid - 19, el gobierno de Río de Janeiro suspendió las clases y en Sao Paulo se ordenaron paros graduales, así como la prohibición de cruceros turísticos. Sin embargo, en la frontera hay personas que, desde los patios de las casas en Colombia, cruzan a Tabatinga, que ya es población brasileña, a hacer compras.

Esta situación se da porque las poblaciones de Leticia y Tabatinga son muy cercanas, las divide una calle, por lo que los ciudadanos cruzan por los patios de las casas ubicadas en barrios como Chingú, Gaitán, Iane y La Unión. 

En el caso de Perú, se encuentran en cuarentena general con sus fronteras cerradas por 15 días, sin embargo, los controles en este país han sido difíciles de seguir ya que, aunque para pasar a Perú hay que cruzar al otro lado del río Amazonas, llegan balsas a la isla de Santa Rosa, en Perú con las cuales se burla el control migratorio o se da que los peruanos salen hacia Chile. 

Señala en estos casos la Procuraduría General que, se ha comprobado que “en el control de tamizaje en el Aeropuerto Internacional Alfredo Vázquez Cobo de Leticia, los miembros del equipo de sanidad presentes en la terminal no están practicando las pruebas por contar con pocos termómetros y personal”.  

Finalmente, aunque desde el pasado 16 de marzo, en Panamá, los extranjeros no pueden ingresar al país y se declaró la emergencia para evitar el desabastecimiento de productos de aseo personal, algunos migrantes intentan pasar sin tener en cuenta dicha prohibición y en su desesperación intentan lanzarse de las lanchas que los transportan sin tener en cuenta que pueden ahogarse.

El representante Legal de Cocomanorte, Emigdio Pertuz, aseguró que “no es permitido el ingreso a nuestro territorio. Los inmigrantes atraviesan al territorio que es de nuestra propiedad, por lo que solicitamos al Gobierno que nos garantice que no seremos contagiados de coronavirus", motivo por el cual cerraron la frontera con Panamá. 

Unido a esa petición resaltan los habitantes de Chocó, que es preocupante que aumenten los inmigrantes represados en el Urabá antioqueño, ya que esto ocasionaría dificultades sociales y sanitarias tanto para la población como para los extranjeros. 

Las fronteras de Colombia están cerradas desde el pasado 17 de marzo de 2020 y así continuarán hasta el próximo 30 de mayo, restringiendo la entrada y salida del país de todos los ciudadanos nacionales y extranjeros. Durante el cierre de fronteras se permitirá el transporte de carga para el ingreso y salida de productos por los puntos terrestres habilitados.