Pasar al contenido principal
CERRAR

¿Cómo hablar con los hijos sobre el divorcio de acuerdo a su edad?

De la mano de expertos te enseñaremos cómo abordar el proceso de la separación dependiendo de la etapa de desarrollo en la que se encuentren tus hijos.
separacionhijos
Salud
Fotografía: Pexels
Diana Rosero

Una separación es un proceso de cambio que genera emociones encontradas, que una vez transitadas y llevadas de forma correcta, son beneficiosas para la superación y aceptación del núcleo que lo vive. Esta es la manera como la psicóloga María Fernanda Garzón, empieza explicando el protocolo a seguir para hablar con los hijos acerca del inminente divorcio de sus padres.


Tal vez te interese: Estrategias para que los padres logren una comunicación asertiva con sus hijos adolescentes

Desde la generalidad, la profesional en salud mental hace estas recomendaciones:

  • Padre y madre deben estar presentes para dar una conversación sana y abierta a pesar de la crisis
  • Buscar un momento y espacio tranquilo dentro de la casa donde viven los niños para esta charla
  • Si son varios hijos, todos deben estar presentes en la conversación para que reciban el mismo nivel de información
  • Sinceridad, sin culpas ni ataques durante el espacio de diálogo
  • Centrar la charla en generar tranquilidad hacia los hijos, para que entiendan que contarán con los dos padres, aunque no vivan juntos
  • Explicar qué pasará en su plan de vida como salidas, vacaciones, tareas, sin omitir ningún detalle. Esto les dará tranquilidad en el proceso
  • Mencionar todo con sinceridad y preguntarles qué dudas tienen sobre la situación
  • Ser repetitivos con el tema y sobre las situaciones que vendrán, en especial cuando se habla con los más pequeños.
Niños y niñas de 0 a 2 años

Para Laura Peraita, directora de ABC Familia, un espacio en línea que aborda temas relacionados con crianza, en esta etapa la ausencia de uno de sus cuidadores es vivida como un abandono. Por lo que es fundamental que el bebé tenga contacto habitual con sus padres. Mantener sus rutinas y hábitos ayudarán en su confianza.

Edad preescolar o primera infancia 3 a 6 años

La recomendación de ABC es reforzar positivamente al niño o niña con afecto. No cortar el contacto con el padre que ha dejado el hogar y sobre todo establecer límites, ya que en esta fase empiezan a mostrar indicios de rebelión, así que los adultos deben marcar su autoridad de forma contundente, pero amorosa. En el caso de que manifieste conductas regresivas como chuparse el dedo o falta de control de esfínteres, no se debe regañar o reprender, sino ayudarle a que gane nuevamente autonomía y aprenda a controlarse solo.

familia

Foto: Pexels

Preadolescentes y adolescentes 7 a 18 años

De acuerdo a la psicóloga María Fernanda Garzón, esta es una etapa complicada en el desarrollo, por lo que es vital el acompañamiento más que nunca de los padres para evitar secuelas que pongan en peligro su estabilidad emocional de los niños y adolescentes. El tiempo dará la pauta para superar muchos de los procesos intrínsecos a una separación. No es sano, en esta ni en ninguna etapa de desarrollo, que los padres hablen mal de su expareja frente a sus hijos “aunque estén heridos, aunque estén enfadados, deben luchar con su interior para poder hablar de las cosas buenas, porque siempre será el padre o madre de ellos y eso nadie lo va a cambiar” complementa la profesional. 


Te invitamos a leer:
Autolesiones: ¿por qué se presenta el cutting y cómo prevenirlo?
Consejos de una especialista para sobrevivir a un corazón roto o "tusa"

En cualquier etapa la psicóloga recuerda la importancia de hablar de estos temas con los hijos porque ellos tienen todo el derecho a saber qué se está pasando por un proceso de separación, ya que hacen parte de la familia. Ella afirma que en la medida en que los padres sean honestos y sensatos para comunicarse con sus hijos, será mayor la confianza de ellos para acercarse con sus dudas sobre el tema. Por más dura y difícil que sea la situación, hablar con la verdad en cuanto a lo que está sucediendo es la mejor opción para cuidar su estabilidad emocional.

Por último, María Fernanda recuerda que es muy importante entablar una comunicación asertiva entre los padres, en especial porque a lo largo de toda su vida, habrá contacto permanente por los hijos en común. Los dos deben establecer límites y cumplirlos, es decir, que las reglas aplican en cualquier escenario. Ningún padre debe quitarle la autoridad al otro ni invalidar su opinión, pues esto crea un conflicto en especial en casos donde los menores deben convivir en dos hogares por temas de custodia.

¿Conocías este tipo de manejo de acuerdo a la etapa de desarrollo?, ¿has pasado por una situación así? Cuéntanos tu experiencia en nuestro grupo de Facebook y escucha en nuestra web todos los programas de ‘Un país, muchas familias’, la franja especializada en estos temas, solo por Exploremos, un espacio para aprender. 

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos