Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Foto: Meller Miranda. Radio Nacional de Colombia.

Islena Rey, una voz de los líderes sociales de la Orinoquía colombiana

Por: Meller Miranda. Radio Nacional de Colombia Llanos.

Un panorama oscuro envuelve los recuerdos de Islena Rey, una líder social y defensora de los derechos humanos de la Orinoquía colombiana, al contarnos su pasado lleno de amenazas debido a su lucha en contra de la violación de los derechos humanos en la región.

“En el año 1993, después de obtener la personería jurídica como Organización de Derechos humanos, gracias al gobernador de ese entonces Omar Armando Baquero Soler quién reconocía que nuestra labor era una obra social a favor de las personas, muchas de ellas campesinas que estaban siendo desplazadas y asesinadas, algo que no estaban haciendo las instituciones, nuestra situación se agravó ya que se acrecentaron las amenazas. Mucha gente se retiró, a otras las desaparecieron y algunas aún hoy siguen desaparecidas como Helio Vargas y otras asesinadas. En 1994 me vi obligada a salir de la ciudad de Villavicencio por segunda vez, pero aun así no detuvimos las denuncias”

El sentimiento de impotencia es aún mayor para Islena porque para ella, la actitud de las instituciones estatales y gubernamentales es la misma de hace más de veinte años:

“Uno de los motivos principales por los que se aumentaron las amenazas hacia nosotros al obtener nuestra personería jurídica, fue que al seguir denunciando la violación de los derechos humanos  las instituciones como el Ministerio público, el Ejército, la Policía, hasta la Fiscalía tenían que dar cuentas de las denuncias que presentábamos y por eso nos convertimos en su piedra de tropiezo [...]

Debido a la falta de apoyo y al peligro al que estábamos expuestos diariamente, tocamos muchas puertas, hasta las del Gobierno nacional y la comunidad internacional, la cual fue muy benévola con nosotros, lo que nos permitió llevar este caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, quiénes nos decretaron medidas cautelares y provisionales. Realizaron muchas visitas y llamaron la atención al Gobierno nacional y departamental, es decir, a todas las instancias, sin embargo eso no fue suficiente ya que nos habían asesinado a muchos miembros y todos estábamos amenazados”

La organización que inició con un número cerca de 70 miembros activos, menguó a 7 después de todo el auge de violencia en su contra, hasta que entró en un periodo de 10 años de receso después del asesinato de uno de sus líderes, Josué Ricardo Cardona.

“Después del asesinato de Josué, asesinaron a tres miembros más, lo que hizo que me recomendaran salir del país, a lo que dije que no, porque no era yo quién debía salir del país sino otros, así que seguí trabajando y entonces me pusieron escoltas, pero fue hasta el año 2003 que volvieron los atentados fuertes en mi contra, pero no lograron asesinarme”

Con la fuerza que caracteriza a la mujer llanera, Islena aún en medio de los 10 años de receso de la organización de Derechos Humanos, no detuvo su lucha en contra de la violencia en la región de la Orinoquía, por ello, en memoria de Josué Cardona y de todos los miembros de la organización asesinados, en el 2006 reabrió la oficina de ésta en compañía de seis personas que aceptaron ser parte de la misma, teniendo la oportunidad de trabajar en el Tercer Laboratorio de Paz de la Unión Europea.

Gracias a la Corte Interamericana de Derechos humanos, Islena es uno de los pocos líderes sociales que cuenta con un esquema de seguridad en el país, lo cual lamenta.

A pesar de la difícil situación de los líderes sociales en el país hoy, y de las constantes amenazas en su contra, Islena Rey, líder de la Organización de Derechos Humanos en el Meta, sigue alzando a su voz en contra de la violencia y la violación de los derechos humanos y la impunidad:

“Invito a todas las Instituciones del país que cumplan con su deber que es defendernos, y luchar en contra de todos esos delitos que se encuentran en la impunidad, a judicializar a los bandidos,  los invito a dejar el miedo y a no pensar sólo en la plata sino a pensar en el futuro de sus hijos. Invito a los medios de comunicación a hablar con la verdad, a ser parciales en pro de la sociedad colombiana y a no ocultar la realidad, y a la sociedad colombiana la invito a seguir luchando por la paz de nuestro país y no perder la esperanza”